• Viernes, 15 de Diciembre de 2017

Pedro Sánchez está a la espera de que Rajoy le convoque para hablar de temas de Estado

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, está a la espera de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, le convoque en el Palacio de la Moncloa para hablar de cuestiones de Estado que requieren de colaboración entre el Ejecutivo y el jefe de la oposición, reveló ayer el nuevo portavoz del partido socialista, Oscar Puente.

Pedro Sánchez está a la espera de que Rajoy le convoque para hablar de temas de Estado
Pedro Sánchez preside la reunión de la nueva ejecutiva federal socialista | ep
Pedro Sánchez preside la reunión de la nueva ejecutiva federal socialista | ep

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, está a la espera de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, le convoque en el Palacio de la Moncloa para hablar de cuestiones de Estado que requieren de colaboración entre el Ejecutivo y el jefe de la oposición, reveló ayer el nuevo portavoz del partido socialista, Oscar Puente.


En rueda de prensa en Ferraz para explicar el contenido de la primera reunión de la Ejecutiva Federal del PSOE salida del congreso de este fin de semana, Puente subrayó que ese encuentro es “necesario” y no descartó que, si Rajoy no llama a Sánchez, sea el líder socialista el que se ponga en contacto con él.

Las ideas claras
Puente recordó que es el propio Rajoy el que reconoció que debe buscar entenderse con Sánchez en asuntos de Estado. Respecto del llamamiento a la “moderación” que Rajoy le hizo al líder socialista, Puente señaló que “Pedro no necesita que nadie le llame a la moderación”.


“Tiene las ideas claras pero eso no le hace no ser moderado”, indicó Puente, que aprovechó para decirle al PP que no puede acusar a ninguna otra fuerza de “generar crispación” en la calle, porque esa crispación “tiene su origen en la mancha de corrupción que afecta de manera nuclear al PP en todos los territorios”.

Defensa de la legalidad
El único contacto que Rajoy y Sánchez tuvieron desde la victoria del madrileño en las primarias del 21 de mayo fue una llamada telefónica del socialista al líder del PP para garantizarle el apoyo del PSOE “a la defensa de la legalidad frente al desafío soberanista” en Cataluña.


Al ser preguntado si este apoyo se mantendría incluso en el caso de que el Gobierno aplique una eventual suspensión de la autonomía catalana si la Generalitat avanza en sus planes hacia la secesión, Puente confió en que se pueda evitar con la vía del diálogo la aplicación de una medida que calificó de “cruenta”.


Puente quiso dejar claro que el PSOE “no se plantea sustentar una alternativa de gobierno en partidos que plantean la ruptura” de España. Pedro Sánchez no se lo planteó en el pasado, cuando el resto del partido le puso esa línea roja en las negociaciones para formar gobierno tras las elecciones del 20 de diciembre, y tampoco ahora, cuando tendría “las manos libres” para hacerlo si quisiera, explicó.


Esto no quiere decir que los socialistas no sean partidarios de dialogar con las fuerzas independentistas, aunque por el momento Sánchez no tiene en su agenda ningún encuentro con estos partidos ni con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.


El portavoz socialista y alcalde de Valladolid contestó así a la petición que hace unos días le hacía el líder de Podemos, Pablo Iglesias, a Sánchez, instándole a alejarse de Ciudadanos y acercarse a ERC para echar al PP.


Sin embargo, los socialistas creen que la puerta está cerrada para promover una nueva moción de censura contra Rajoy, al menos en lo que queda de año. Por lo que solo cabe buscar entendimientos para pactos puntuales que tengan por objetivo ir desmontando poco a poco las políticas más dañinas del PP. Con el fin de explorar acuerdos con Podemos y Ciudadanos, que se autodenominan “las fuerzas del cambio”, los socialistas tienen la intención de constituir de forma “inmediata” un “espacio de encuentro parlamentario” al que se podrán incorporar los restantes partidos, en función de los temas que se vayan a tratar.