El Parlament pondrá el lunes sobre la mesa la declaración de independencia

Puigdemont realiza una declaracion institucional desde el salón Mare de Déu de Montserrat del Palau de la Generalitat | jordi Bedmar (efe)

La CUP desvela que la intención de los separatistas es proclamar la secesión en ese pleno

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, comparecerá el lunes ante el pleno del Parlament para valorar los resultados y los efectos de la jornada del 1-O, con la declaración de independencia sobre la mesa.
En el único punto del día de la sesión no se menciona específicamente esa cuestión, pero la CUP aseguró que el pleno es para “declarar la independencia de Cataluña” y llamó a mantenerlo incluso si hay detenciones de miembros del Parlament o del Govern en los próximos días.
Junts pel Sí (JxSí) y la CUP han registrado la solicitud de comparecencia de Puigdemont y la Mesa del Parlament la ha admitido a trámite pese al rechazo de Ciudadanos, el PSC y el PPC, por lo que la sesión tendrá lugar a las 10.00 horas del lunes.

Votación vinculante
Puigdemont dio por buena la votación del domingo como el “referéndum vinculante” que quería celebrar y se comprometió a trasladar al Parlament los resultados, que aún no son oficiales a la espera de recontar el voto exterior, aunque el Govern ya anunció el 1-O la victoria del “sí” a la independencia con un 90 por ciento de los votos.
Según el artículo 4.4 de la ley del referéndum, aprobada por el Parlament y suspendida por el Tribunal Constitucional (TC), en caso de victoria del “sí” en el 1-O, “dentro de los dos días siguientes a la proclamación de los resultados por parte de la Sindicatura Electoral”, la cámara catalana “celebrará una sesión ordinaria para efectuar la declaración formal de la independencia de Cataluña”.
El martes por la noche, en una entrevista a la cadena británica BBC, Puigdemont dijo que se declarará la independencia “en cuestión de días”.
El delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, exigió ayer al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que “vuelva a la legalidad”, una “condición sine qua non” antes de valorar cualquier propuesta que intente abrir un “camino de conciliación” entre Estado y Generalitat.
Mientras la presidenta del grupo de la CUP, Mireia Boya, subrayaba que el pleno del lunes es para “proclamar la república catalana independiente”.

Recurso de amparo
El PSC, por su lado, presentará un recurso de amparo ante el TC por una “vulneración” de los derechos de los diputados, ya que considera “claramente ilegal” el pleno.
El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, rechazó tanto una declaración unilateral de independencia como la suspensión de la autonomía catalana mediante la aplicación del artículo 155 de la Constitución y ofreció a su partido como “mediador”.
El líder del PPC, Xavier García Albiol, hizo un llamamiento a la movilización “masiva” de los catalanes no independentistas en Barcelona el domingo para salir a la calle “en defensa de la democracia y la libertad”.
Por su parte, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau insistió en que lo que se necesita es “mediación y referéndum acordado”, ni declaración unilateral de independencia ni artículo 155. l