• Lunes, 18 de Diciembre de 2017

Miles de personas exigen en las calles de Barcelona a Puigdemont que “rectifique”

Unas 65.0000 personas, según la Guardia Urbana, se han manifestado ayer en Barcelona convocadas por Societat Civil Catalana (SCC) y otras entidades para pedir al presidente catalán, Carles Puigdemont, que vuelva al sentido común, que “rectifique” y aproveche “su oportunidad de oro”.

Miles de personas exigen en las calles de Barcelona a Puigdemont que “rectifique”
Algunos participantes corean las consignas de la marcha | andreu dalmau (efe)
Algunos participantes corean las consignas de la marcha | andreu dalmau (efe)

Unas 65.0000 personas, según la Guardia Urbana, se han manifestado ayer en Barcelona convocadas por Societat Civil Catalana (SCC) y otras entidades para pedir al presidente catalán, Carles Puigdemont, que vuelva al sentido común, que “rectifique” y aproveche “su oportunidad de oro”.
La manifestación, con motivo del Día de la Hispanidad y bajo el lema “Cataluña sí, España también”, fue la más importante registrada en Cataluña en un 12 de Octubre, pues en 2014 fueron 38.000 manifestantes.
La marcha recorrió en un ambiente festivo desde el Paseo de Grácia, a la altura de La Pedrera, hasta la Plaza de Cataluña, con el grito unánime de “Puigdemont a prisión”, pero también con una petición al president de que rectifique porque “no nos representa”.
Y esa “oportunidad de oro” a la que se refirió al término de la marcha el secretario de SCC, Manuel Miró, es el lunes, cuando finaliza el primer plazo del requerimiento del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para que Puigdemont aclare si el día 10 declaró o no en el Parlament la independencia unilateral.
Detrás de una pancarta con el lema de la manifestación han marchado dirigentes de Ciudadanos (Cs) con Inés Arrimadas a la cabeza; del PP, liderados por el presidente del PPC en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz; y el líder de SCC Cataluña, Mariano Gomá.
En un ambiente festivo, como el de la multitudinaria manifestación del domingo pasado, se escucharon consignas parecidas: vivas a España, a Cataluña, al rey y a la Policía.

Saludos y reproches
También se vio a manifestantes saludando afectuosamente a agentes de los Mossos d’Esquadra, cuerpo que tuvo un papel controvertido en la votación del 1-O suspendido por el TC, lo que llevó a otros ciudadanos a increpar a algunos de sus miembros.
Al igual que el domingo pasado, ayer proliferaron banderas de España, Cataluña y otras blancas con un corazón tricolor, y también abundaron las camisetas con mensaje que pedían “respeto” y “Somos españoles. Ñ”.
Tanto los líderes políticos que participaron en la marcha como los autores del manifiesto insistieron en pedir aclaraciones a Puigdemont y que dé marcha atrás para no seguir perjudicando a Cataluña y empobreciendo su economía.
Y por eso, el secretario de SCC, Manuel Miró, exigió a Puigdemont que deje de hablar en nombre de todos los catalanes. “Nunca más. No nos representa. No en nuestro nombre”, le dijo.
Al término de la marcha, el manifiesto leído por Clemente Polo, portavoz de Espanya i Catalans, tachó la declaración de independencia de “confusa pantomima, más propia de patio de colegio que de sede parlamentaria”.
“Al final, parece que le temblaron las manos y las piernas, y la declaración unilateral de independencia quedó reducida a una pantomima”, subrayó.

Lugar para todos
En el manifiesto se defendió la fiesta nacional de una España “donde cabemos todos, abierta a Europa y a Hispanoamérica” y con una sociedad de ciudadanos “libres e iguales”.
En el mismo sentido y antes de la manifestación, la vicepresidenta de SCC, Miriam Tey, pidió a Puigdemont que aclare las palabras pronunciadas en el Parlament para saber si es “el presidente de una autonomía o de una república en suspenso”.