JxCat presiona a ERC para la investidura de Puigdemont pese al criterio de los letrados

JxCat no renuncia a la investidura a distancia de Carles Puigdemont y está a la espera de que ERC defina si la garantizará, incluso a pesar del criterio de los letrados del Parlament.

JxCat presiona a ERC para la investidura de Puigdemont pese al criterio de los letrados
El expresidente catalán Carles Puigdemont, en el centro, posa para una foto de familia con una delegación formada por el grupo parlamentario de JxCat de 25 diputados, en Bruselas | efe
El expresidente catalán Carles Puigdemont, en el centro, posa para una foto de familia con una delegación formada por el grupo parlamentario de JxCat de 25 diputados, en Bruselas | efe

JxCat no renuncia a la investidura a distancia de Carles Puigdemont y está a la espera de que ERC defina si la garantizará, incluso a pesar del criterio de los letrados del Parlament.  Antes del pleno de constitución del Parlament del próximo miércoles, el presidente de la Generalitat cesado reunió ayer en Bruselas por primera vez al grupo parlamentario de Junts per Catalunya para tener una primera toma de contacto y distribuir tareas.
Después de una primera foto de grupo en la que no pudieron estar los electos encarcelados, Joaquim Forn y Jordi Sánchez, ni tampoco los que no pueden viajar fuera de España, Josep Rull, Jordi Turull y Lluís Guinó, los diputados electos Elsa Artadi y Eduard Pujol declararon a la prensa que mantienen la apuesta de investir a distancia a Puigdemont, algo que ERC aún no ha garantizado. Sobre la mesa está la posibilidad de una investidura telemática, opción que ha ido perdiendo fuerza, o la de hacerlo por delegación, sin descartar la opción de introducir un discurso por escrito de Puigdemont, que leería un diputado el mismo día del pleno de investidura, para evitar así una resolución previa del Tribunal Constitucional que anule el procedimiento.

Reglamento
Pero la vía que se usará no se decidió ayer, según Artadi, que en todo caso garantizó que obrarán en función del reglamento de la Cámara, que a su juicio permitiría investir a distancia.
Tanto Artadi como Pujol incidieron en que “los únicos” que pueden aplicar el reglamento de la Cámara catalana son su presidente o el pleno, en una presión velada a ERC, a quien le corresponde designar al que será el nuevo presidente del Parlamento catalán. En este sentido, fuentes del grupo de JxCat remarcaron que, en el supuesto de que haya un informe formal de los letrados contrario a la investidura a distancia, la decisión última sobre la interpretación del reglamento del Parlament la tendrá la Mesa, para la que han acordado con ERC una mayoría independentista.
En este contexto, el grupo capitaneado por Puigdemont está a la espera de que ERC defina si, a través de esa mayoría independentista en la Mesa, apoyarían la investidura indistintamente de lo que puedan decir los letrados. Fuentes de ERC indicaron que sus servicios jurídicos siguen analizando la viabilidad de la investidura a distancia. 
Otra incógnita que debe despejar ERC es el sustituto de Carme Forcadell al frente del Parlament, pues ni la candidatura de Ernest Maragall ni de ningún otro nombre se ha concretado de momento, y esto es imprescindible para acabar de negociar con JxCat el resto de nombres de la mayoría soberanista de la Mesa. Ciudadanos y PSC pidieron ayer a la aún presidenta de la Cámara, Carme Forcadell, que encargue un informe a los letrados sobre la investidura a distancia, pero esta no se ha mojado y lo ha dejado en manos de la próxima Mesa, que se escogerá el próximo miércoles.
Así, no habrá antes de esa fecha un informe de los letrados, de quienes ya ha trascendido que han analizado ya de oficio la situación y coinciden en que la investidura debe ser presencial. Los exconsellers y electos de JxCat que están en Bruselas, Clara Ponsatí y Lluís Puig, tienen previsto ser diputados, mientras que aún no está claro qué harán los electos de ERC en Bélgica, Antoni Comín y Meritxell Serret, aunque en estos cuatro casos habrá que ver si podrán delegar el voto en el caso que sean parlamentarios.
Por su parte, el diputado electo de JxCat y exconseller de Presidència, Jordi Turull, defendió ayer que la Ley de Presidencia de la Generalitat permite el uso de medios telemáticos para que el Govern cumpla sus funciones aunque en el exterior.
En un apunte en su cuenta de Twitter, Turull adjuntó el contenido de la ley que hace referencia a la utilización de medios telemáticos para la comunicación de “las decisiones y acuerdos del Govern”. Sin embargo, la ley no menciona una eventual investidura telemática del presidente de la Generalitat en el pleno del Parlament, que principalmente regula el reglamento de la Cámara. 
No obstante, la Ley de Presidencia apunta a la necesidad de que el candidato a la Presidencia comparezca ante la Cámara catalana para exponer su programa de gobierno. Los artículos compartidos por Turull pertenecen al capítulo IV de la ley, que detalla el funcionamiento del Govern.
En concreto, el artículo especifica que el Govern puede utilizar los medios telemáticos “siempre que se hayan establecido mecanismos que permitan garantizar la identidad de las personas que emiten y reciben las comunicaciones”. l