• Domingo, 18 de Febrero de 2018

JxCat y ERC enfrían las negociaciones por las disputas sobre la investidura

Las negociaciones de JxCat y ERC para investir a Carles Puigdemont (JxCat) presidente de la Generalitat se enfriaron, sobre todo desde el viernes, entre reproches de los dos partidos de que no hay estrategia unitaria y consensuada sobre como desencallar el inicio de la legislatura.

JxCat y ERC enfrían las negociaciones por las disputas sobre la investidura
Roger Torrent se dirige a la reunión semanal de la Mesa del Parlament | alejandro garcía (efe)
Roger Torrent se dirige a la reunión semanal de la Mesa del Parlament | alejandro garcía (efe)

Las negociaciones de JxCat y ERC para investir a Carles Puigdemont (JxCat) presidente de la Generalitat se enfriaron, sobre todo desde el viernes, entre reproches de los dos partidos de que no hay estrategia unitaria y consensuada sobre como desencallar el inicio de la legislatura.
La primera fricción pública se produjo el 30 de enero con la decisión del presidente del Parlament, Roger Torrent, de aplazar el pleno de investidura –decisión compartida por ERC, criticada por JxCat–, y la situación se deterioró un poco más el viernes de la semana pasada.
Aquel día por la tarde, JxCat decidió presentar en solitario una reforma de la Ley de la Presidencia para investir a Puigdemont a distancia, pese a que ERC había advertido días antes de que no veía con buenos ojos la iniciativa porque entendía que abría un nuevo e innecesario contencioso con el Estado.
Fuentes de las dos formaciones admiten que no ha habido encuentros desde entonces, aunque públicamente afirmaron que las negociaciones no están rotas y que esperan volverse a ver próximamente.
Así, el viernes se reanudaron las discrepancias entre ambos, y ayer se han acentuado cuando Torrent, de ERC, ha decidido no incluir la reforma de la ley en el orden del día de la Mesa reunida por la mañana, alegando defectos de forma, lo que a la práctica supone frenar temporalmente la iniciativa.

Estrasburgo
Si ERC criticó que JxCat iniciara en solitario la reforma de la ley para investir a Puigdemont a distancia, JxCat le reprochó exactamente lo mismo con la decisión de Torrent de ayer de pedir amparo al Tribunal Europeo de Derechos Humanos para hacer posible la investidura.
El portavoz de JxCat, Eduard Pujol, criticó que Torrent no comunicara la decisión previamente al interesado, Puigdemont: “Hemos recibido con perplejidad la decisión de llevar ante el Tribunal de Estrasburgo de manera unilateral y arbitraria la defensa de los derechos de investidura del presidente Puigdemont”.
Desde las filas de ERC, el portavoz, Sergi Sabriá, aseguró que acudir a este tribunal es idea de JxCat –en concreto, del vicepresidente del Parlament Josep Costa–, y aseguró que Torrent se lo comunicó precisamente a él, algo que JxCat niega.

Encallados
Así, tras estas disputas, las negociaciones siguen encalladas en todos los frentes: cómo y cuando celebrar el pleno de investidura, la composición del futuro Govern y el plan de legislatura.
Mientras, el tercer actor en la negociación, la CUP, se mantiene al margen del rifirrafe –aunque sus tesis son más próximas a JxCat, ya que fueron contrarios al aplazamiento del pleno–, y los “cupaires” pidieron que les avisen cuando tengan un acuerdo.
Mientras la tensión crece entre los exsocios de gobierno, el portavoz parlamentario de Ciudadanos, Carlos Carrizosa, ha tildado a Torrent de “abogado defensor” de Puigdemont, aunque “debería tener la valentía de decirle” que no será president.
La portavoz parlamentaria del PSC, Eva Granados, ha instado a Torrent a “tomar decisiones” ante la “parálisis” de Cataluña, en lugar “salidas por la tangente” como recurrir a Estrasburgo.
El diputado del PPC Alejandro Fernández afirmóque la decisión de Torrent de recurrir al TEDH no tiene ningún recorrido y destacó la “guerra fría” que se ha desatado entre JxCat y ERC.