Iglesias desbarata los planes de En Comú y anticipa el recurso contra el artículo 155

Pablo Iglesias atiende a los medios de comunicación en el pasillo del congreso | juan carlos hidalgo (efe)

El recurso de inconstitucionalidad impulsado por En Comú Podem contra la aplicación del 155 comenzó su andadura envuelto en la polémica, no solo por el malestar generado en ERC y el PDeCat

El recurso de inconstitucionalidad impulsado por En Comú Podem contra la aplicación del 155 comenzó su andadura envuelto en la polémica, no solo por el malestar generado en ERC y el PDeCat por haber sido excluidos, sino también por el desconcierto que se apoderó de los “comunes” cuando el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, lo dio a conocer ayer, a pesar de que el líder de la confluencia catalana, Xavier Doménech, no tenía previsto anunciarlo hasta el lunes.

Iglesias reconoció ayer, en declaraciones a los medios de comunicación en los pasillos del Congreso, que su grupo estaba recogiendo las firmas necesarias para presentar un recurso de inconstitucionalidad contra el 155. Así lo aseguró al ser preguntado sobre el reto que un día antes le lanzó el portavoz de ERC en la Cámara Baja, Gabriel Rufián, animando a Unidos Podemos a presentar dicho recurso, si querían ser consecuentes.
No obstante, los planes de los “comunes” pasaban por anunciar el lunes esta decisión de llevar al Constitucional el 155.
Fuentes de la confluencia catalana reconocieron que la confirmación ayer por parte de Iglesias de que iban a presentar un recurso generó malestar en sus filas, sobre todo porque se trata de una iniciativa que parte de En Comú y no del grupo confederal en su conjunto, y en la que llevan trabajando semanas.
“Llevamos semanas preparándolo con varios expertos y constitucionalistas, buscando cuál era la forma más efectiva de poderlo presentar para que efectivamente tuviera un resultado positivo de la presentación ante el Constitucional”, explicó Doménech.

Debate interno
De hecho, aunque Podemos siempre mostró su firme rechazo a la aplicación del 155, hasta ahora nunca habían manifestado públicamente su intención de recurrirlo. De hecho, fuentes de la dirección del partido “morado” descartaban hace dos semanas llevar su oposición hasta los tribunales.
Esas mismas fuentes explican ahora que el papel de Podemos se limitó únicamente a facilitar las firmas de sus diputados para que En Comú pudiera llegar al mínimo de cincuenta parlamentarios para poder registrarla, pero que la medida fue impulsada y trabajada por los “comunes”.

Enfado soberanista
Además del malestar generado dentro del grupo confederal por las formas y los tiempos, este recurso fue recibido con desagrado por parte de los independentistas, ya que En Comú decidió no contar con ellos para su presentación, lo que les incapacita para presentar uno propio al no contar con el número de diputados suficientes, ni la posibilidad de conseguir apoyos de otras formaciones.
La confluencia catalana defendió ayer su decisión de excluir a ERC y PDeCat en esta iniciativa, argumentado que considera a las fuerzas soberanistas “corresponsables” de la situación de bloqueo y conflicto en la que se encuentra Cataluña. Además, negaron que exista cualquier tipo de negociación al respecto.

Sin los responsables
“Lo vamos a hacer nosotros solos sin la participación de otros grupos, no con aquellos que han contribuido también desde su responsabilidad en el Gobierno catalán a la situación en la que nos encontramos”, explicó el portavoz adjunto de En Comú, Josep Vendrell, en una rueda de prensa de urgencia que se vio obligado a ofrecer en la Cámara Baja, después de que Iglesias se adelantara haciéndolo público.