El homenaje a Maciá se vuelve un clamor por la libertad de los presos independentistas

Los partidos y las entidades nacionalistas convirtieron ayer la tradicional ofrenda floral ante
la tumba del primer presidente de la Generalitat republicana.

El homenaje a Maciá se vuelve un clamor por la libertad de los presos independentistas
Rull y Turrull portan la ofrenda a Maciá | quique garcía (efe)
Rull y Turrull portan la ofrenda a Maciá | quique garcía (efe)

Los partidos y las entidades nacionalistas convirtieron ayer la tradicional ofrenda floral ante
la tumba del primer presidente de la Generalitat republicana, Francesc Maciá, fallecido hace 84 años, en un clamor para pedir la libertad de Oriol Junqueras, Joaquim Forn, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart.
La ausencia de los presos soberanistas y del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y los exconsellers que se encuentran fugados en Bélgica marcaron la tradicional ofrenda floral en la que tomaron parte los principales partidos nacionalistas catalanes, así como las entidades independentistas Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Ómnium Cultural.

Coraje y persecución
El expresident Puigdemont ensalzó, en un mensaje que leyó el exconseller y también diputado electo Jordi Turull, el “coraje del expresident Francesc Maciá”, y dijo que Cataluña vive “un Estado de persecución a ideas legítimas, democráticas y no violentas”.
En la carta enviada por Puigdemont para el acto, este se erige como el “continuador de una larga cadena de esfuerzos y sacrificios” y afirma, en alusión a su actual situación y a la de los exconsellers que se encuentran presos o fugados en Bélgica, que Maciá “fue un hombre que también sufrió”.
La carta de Puigdemont la ha leído Turull, acompañado del también exconseller Josep Rull, frente a la tumba de Maciá.
Al finalizar su lectura, cantaron junto a los asistentes a esta ofrenda el himno catalán.

Navidad excepcional
Por su parte el portavoz de Junts per Catalunya (JxCat), Eduard Pujol, afirmóque esta es “una Navidad excepcional porque no estamos todos”, lo que señaló que es una “situación absolutamente injusta y triste que no se debería repetir nunca más”.
Pujol recalcó la “vigencia” del pensamiento político de Maciá, que luchaba “por una Cataluña políticamente libre, socialmente justa, económicamente próspera y espiritualmente gloriosa”.
La diputada electa y presidenta de la Diputación Permanente del Parlament, Carme Forcadell (ERC), que asistió al acto con los secretarios de la Mesa Anna Simó y David Pérez, indicó que la figura de Maciá es “inspiradora” porque él “siempre luchó por la libertad y la justicia social”.
Pujol aseguró en su intervención que Maciá, que también “sufrió el exilio por culpa de la represión del Estado, continuó luchando y perseverando, y nos enseñó a no desfallecer”.
También estuvo presente en el acto la expresidenta del Parlament Carme Forcadell quien, en alusión a los líderes independentistas, pidió que “puedan volver los del exilio y salir los de la prisión, por libertad, por dignidad, por justicia y porque los votantes lo quieren”.
El primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, homenajeó la figura de Maciá, de quien dijo que fue “representante de un catalanismo político transversal y progresista”.
Pidió también la liberación de “las personas injustamente encarceladas como consecuencia de una política basada más en la venganza que en la voluntad de resolver los problemas”.
El presidente del grupo municipal de ERC en Barcelona, Alfred Bosch, afirmó que “hay buenas personas que no pasaron la Navidad en casa con los suyos” y ha “exigido” la libertad de los “presos políticos”.

La Navidad fuera de casa
“Nosotros tenemos a nuestro presidente en la cárcel: no pasó la Navidad en casa”, ha lamentado, en este sentido, en referencia al presidente de ERC, Oriol Junqueras.
La coordinadora general del PDeCat, Marta Pascal, afirmó que “esta no es una Navidad como el resto” y consideró que “esto es inaceptable en una democracia madura” como debería ser la española.
Dijo que “Maciá nos marcó el camino y nuestro trabajo es perseverar”, y ha celebrado que tras las elecciones del 21D, que han resultado en una mayoría en escaños independentistas, “tenemos el sueño a tocar”.
El vicepresidente de la ANC, Agustí Alcoberro, dijo que la vida de Maciá es ejemplo de que la catalana “no es una nación que se improvisa, ni un producto de mercadotecnia”, y se mostró confiado en que “otra vez volveremos a luchar, volveremos a sufrir y volveremos a vencer”.
El portavoz de Ómnium Cultural, Marcel Mauri, también señaló que este es un “año especial” y recordó que en 2016 fue el presidente de la entidad, Jordi Cuixart, hoy en prisión preventiva, quien acudió a esta ofrenda floral. De Maciá dijo que “fue quien consiguió llevar el catalanismo a las clases populares de nuestro país”.