Hacienda interviene las cuentas del Ayuntamiento de Madrid, que denuncia un “trato injusto”

Rita Maestre denuncia el trato injusto del Gobierno | emilio naranjo (efe)

El Ministerio de Hacienda comunicó al Ayuntamiento de Madrid que desde ahora tiene la obligación de presentar semana a semana un certificado de sus cuentas para garantizar el cumplimiento de la regla de gasto, una intervención

El Ministerio de Hacienda comunicó al Ayuntamiento de Madrid que desde ahora tiene la obligación de presentar semana a semana un certificado de sus cuentas para garantizar el cumplimiento de la regla de gasto, una intervención que el equipo de Manuela Carmena considera un “trato injusto” y desigual.
El departamento que dirige Cristóbal Montoro remitió la noche del lunes al Ayuntamiento de Madrid una notificación en la que le advertía de que tendrá que presentar semanalmente un certificado de sus cuentas tras haber denegado la pasada semana el tercer Plan Económico Financiero (PEF) del Gobierno municipal por incumplir la regla de gasto.
Esta intervención, confirmaron desde el Ministerio, se materializará mediante un control semanal de las cuentas para controlar el gasto, como establece la Ley de Estabilidad en sus artículos 25 y 26, una normativa que tanto el grupo de Manuela Carmena, Ahora Madrid, como el PSOE han pedido en varias ocasiones derogar.
La ley de estabilidad presupuestaria impide al Ayuntamiento de Madrid que su gasto crezca por encima de la tasa de referencia del PIB, algo que ha sucedido tanto en los presupuestos de 2015 como en los de 2016, tras lo cual en ambos ejercicios el Consistorio debía elaborar planes para controlar el gasto. En 2015, el Ayuntamiento de Madrid gastó 17 millones más de lo permitido, mientras que en 2016 el incumplimiento ascendió a 233.

Rechazo
El Ministerio de Hacienda rechazó los tres planes de control de gasto presentados por el Gobierno de Manuela Carmena, uno de 2015 y dos de 2016, el último de ellos aprobado en solitario –con la abstención del PP, el PSOE y Ciudadanos– y que el Ministerio denegó la pasada semana porque incumple la ley.
La portavoz del Gobierno municipal, Rita Maestre, clamó ayer contra el “trato injusto” por parte del Gobierno a un Ayuntamiento que “tiene más de mil millones de superávit anual” y “ha reducido su deuda en un 40 por ciento”, 2.000 millones en dos años.
El Gobierno municipal, dijo Maestre, seguirá “comprometido” con la ciudadanía y para ello estudia qué pasos administrativos, políticos y judiciales dar, sin descartar ninguno.
El PSOE, socio de investidura de Manuela Carmena, pidió la comparecencia de Montoro tras intervenir las cuentas de Madrid, mientras que el PP y Ciudadanos reclamaron ayer la dimisión del edil de Economía, Carlos Sánchez Mato, que a través de Twitter agradeció “el apoyo”, y se enorgulleció de tener las “cuentas saneadas” con “un 74% más en gasto social y 102% en inversiones”.
“La situación de insumisión legal e institucional en la que se ha instalado Carlos Sánchez Mato solo exige una conducta por parte de Manuela Carmena: cesarle”, dijo el portavoz popular, José Luis Martínez-Almeida, mientras que para la portavoz de Ciudadanos, Begoña Villacís, el responsable económico ha querido mantener con Montoro “un duelo al sol” para que “lo vea todo el mundo”.
Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, dijo que “la ley debe ser cumplida por todas las administraciones” y que “ninguna, en ningún caso, puede estar por encima” de la norma. l