• Martes, 24 de Octubre de 2017

La Guardia Civil impide el voto y el recuento electrónico de los resultados de la consulta

Agentes de la Guardia Civil se personaron ayer en el Centro de Seguridad de la Información de Cataluña (Cesicat) con la orden judicial de detectar puntos de votación electrónica en los colegios electorales del 1-O y “otros dispositivos susceptibles de recibir comunicaciones” de la consulta.

La Guardia Civil impide el voto y el recuento electrónico de los resultados de la consulta
Agentes de la Guardia Civil acudieron al Centro de Telecomunicaciones y Tecnología de la Información | t.albir (efe)
Agentes de la Guardia Civil acudieron al Centro de Telecomunicaciones y Tecnología de la Información | t.albir (efe)

Agentes de la Guardia Civil se personaron ayer en el Centro de Seguridad de la Información de Cataluña (Cesicat) con la orden judicial de detectar puntos de votación electrónica en los colegios electorales del 1-O y “otros dispositivos susceptibles de recibir comunicaciones” de la consulta.


La sede del Cesicat, organismo de la Generalitat responsable en ciberseguridad, está situada justo detrás de la del Centro de Telecomunicaciones y Tecnología de la Información (CTTI), en donde la Guardia Civil se mantiene desde ayer por la mañana para suspender, por orden del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), 29 bases de datos que iban a ser usadas para el voto telemático y el recuento del 1-O.


Según comprobó Efe, una decena de agentes uniformados, tres vehículos todoterreno y una furgoneta de la Guardia Civil accedieron al recinto del Cesicat pasadas las 19.00 horas, con el objetivo de cumplir la resolución del TSJC de impedir el voto y el recuento electrónico en el referéndum, convocado para hoy por el Govern y suspendido por el Constitucional. Los agentes, acompañados por trabajadores del Cesicat, se encuentran en el interior del edificio de la Generalitat, donde manipulan algunos ordenadores, los desmontan y los guardan en cajas.


La orden judicial de la magistrada Mercedes Armas para entrar en estas dos dependencias establece que los agentes se deben dirigir al director o gerente del organismo, o a quienes lo representen, para pedir su colaboración, apercibiéndole de que si no lo hace incurre en un delito de desobediencia.


En el caso del Cesicat, indica que deben requerirle que adopte “todas las medidas necesarias para la detección de puntos de votación electrónica en los diferentes colegios electorales definidos por la organización del referéndum, así como otros dispositivos susceptibles de recibir comunicaciones referentes a dicha convocatoria”.


A primera hora de la mañana, agentes de la Guardia Civil habían acudido al CTTI para comprobar si se estaban bloqueados los servicios informáticos para el voto telemático, como ordenó el viernes el TSJC.

“Golpe asestado”
El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, considera que el bloqueo de las instalaciones del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI) de la Generalitat por la Guardia Civil supone “un golpe asestado a la organización del referéndum ilegal” y su anulación por el Estado de Derecho.


Méndez de Vigo, en declaraciones en el Palacio de La Moncloa, subrayó que el Ejecutivo está siguiendo con detalle los acontecimientos en Cataluña la víspera del 1-O y que la actuación de ayer de la Guardia Civil es un paso más para evitar las aspiraciones de los independentistas. A todas la carencias de legalidad de esta consulta, Méndez de Vigo sumó el hecho de que, a diferencia de las 35 consultas electorales que ha habido en Cataluña desde 1977, en la teórica jornada de reflexión estuviesen haciendo campaña a favor del referéndum diversos dirigentes independentistas.


Respecto a la intervención en el CTTI, el ministro explicó que de esta forma se ha evitado que se pueda utilizar el voto telemático o el recuento de los votos. Precisó que esta intervención se realizó en el marco de estricto de la ley y por orden judicial. “Con esta actuación queda de relieve algo que venimos diciendo hace mucho tiempo, que este referéndum ilegal”, sentenció.