Graban a Miguel Ángel Revilla conduciendo en dirección contraria en la tarde del día 24

Un vídeo del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla (PRC), entrando en dirección prohibida por una calle cortada de Santander y llena de gente en la tarde de Nochebuena mientras era increpado

Graban a Miguel Ángel Revilla conduciendo en dirección contraria en la tarde del día 24
El presidente de Cantabria, durante una charla l | aec
El presidente de Cantabria, durante una charla l | aec

Un vídeo del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla (PRC), entrando en dirección prohibida por una calle cortada de Santander y llena de gente en la tarde de Nochebuena mientras era increpado por varias personas se hizo viral en las redes sociales y provocó disparidad de versiones.
En la grabación se puede ver al presidente cántabro al volante de su vehículo intentando acceder en los garajes del Gobierno de Cantabria tras entrar en sentido contrario en la calle Peña Herbosa mientras es censurado por algunos ciudadanos que se encontraban celebrando la tarde de Nochebuena en la zona.
Fuentes cercanas al presidente, aseguraron que la Policía estaba dando instrucciones “a todo el mundo” que quería acceder a los garajes de esa calle que diera la vuelta y entrara en sentido contrario, como hizo Revilla.

Todos los años
“Ya ha pasado todos los años”, han afirmado estas mismas fuentes, que sostienen además que no había riesgo de que se produjera ningún accidente por la maniobra del presidente.
Por esta cuestión, y por la posibilidad de que el presidente cántabro fuera sancionado de oficio, fue preguntado ayerel delegado del Gobierno en Cantabria, Samuel Ruiz (PP), quien aseguró haber conocido lo ocurrido por las redes sociales.
Señaló que es Revilla “quien tiene que dar las explicaciones oportunas” e indicar si algún policía local le había permitido realizar esa maniobra tras comprobar previamente que no existía peligro para terceras personas.
Por su parte, la alcaldesa de Santander, Gema Igual, también preguntada por este episodio, manifestó que no le “consta que tenga permiso nadie para entrar” en Peña Herbosa, cortada al tráfico en la tarde de la pasada Nochebuena por la cantidad de gente que se reúne en el lugar.