El Govern en pleno asume por escrito la responsabilidad de convocar y organizar un referéndum

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, el vicepresidente, Oriol Junqueras, y el resto de miembros del Govern han firmado ayer un manifiesto en el que se comprometen “todos y cada uno” a “organizar, convocar y celebrar” un referéndum sobre la independencia de Cataluña.

El Govern en pleno asume por escrito la responsabilidad de convocar y organizar un referéndum
Junqueras y Puigdemont se estrechan las manos tras firmar | Toni albir (efe)
Junqueras y Puigdemont se estrechan las manos tras firmar | Toni albir (efe)

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, el vicepresidente, Oriol Junqueras, y el resto de miembros del Govern han firmado ayer un manifiesto en el que se comprometen “todos y cada uno” a “organizar, convocar y celebrar” un referéndum sobre la independencia de Cataluña.
En un acto en el Pati dels Tarongers del Palau de la Generalitat arropados por más de un centenar de altos cargos de la administración catalana, Puigdemont proclamó que el Govern reafirma solemnemente su voluntad de hacer el referéndum “pese a las amenazas” que pesan contra esta votación.

A muchas manos
Tras unas semanas marcadas por los recelos entre los dos socios del Govern, el PDeCat y ERC, Puigdemont afirmó que el compromiso de impulsar la consulta es de todos: “No la hacemos a dos o a cuatro manos. Son muchas manos las que lo organizarán, convocarán y celebrarán”.
Así, con este manifiesto, los dos socios buscan dejar atrás las turbulencias vividas y asumen de forma colegiada la organización del referéndum y los potenciales peligros que entraña, como eventuales inhabilitaciones que podían truncar las carreras políticas de los firmantes.
Junqueras también hizo especial hincapié en la unión del Ejecutivo catalán con la tarea de organizar la consulta: “Todos nos tenemos de conjurar, todos nos conjuramos en el sentido más generalista de la palabra. Juramos conjuntamente que haremos todo lo que nos corresponde”.
La semana pasada trascendieron ciertas discrepancias a la hora de organizar la consulta entre diferentes departamentos del Govern, y ayer Junqueras prometió “coordinación de cada uno de los agentes” responsables de que la votación se lleve a cabo.
Puigdemont insistió en que hay una inmensa mayoría de catalanes que consideran que el conflicto en Catalunya debe resolverse con un referéndum, y dijo que es con estas votaciones como se resuelven las cosas en “las democracias sanas”.
El Govern buscó escenificar unidad compareciendo en pleno en el Pati dels Tarongers –el patio central de la sede del gobierno catalán–, en un acto que duró 20 minutos y en el que también acudieron más de un centenar de altos cargos –entre secretarios y directores generales– que se colocaron tras los consellers.
El manifiesto lo firmaron uno por uno el presidente, el vicepresidente, los trece consellers y el secretario del Govern, Joan Vidal de Ciurana, y la encargada de leerlo fue la directora de la Institución de la Lletres Catalanes, Laura Borrás. Fuentes de la Generalitat aseguran que los altos cargos también lo firmarán, por lo que llegará a las 190 firmas. l