• Lunes, 25 de Septiembre de 2017

La Fiscalía pidió en 2016 imputar a Gallardón por la compra de Inassa

La Fiscalía Anticorrupción pidió el pasado mes de noviembre imputar al expresidente de la Comunidad de Madrid Alberto Ruiz-Gallardón por la compra en 2001 de la filial colombiana del Canal de Isabel II Inassa en una operación en la que supuestamente se desfalcaron 70 millones de euros y que fue “controlada por Alberto Ruiz-Gallardón y por ‘su gente’”.

La Fiscalía pidió en 2016 imputar a Gallardón por la compra de Inassa
El exministro Alberto Ruíz Gallardón | J.P.GANDUL (efe)
El exministro Alberto Ruíz Gallardón | J.P.GANDUL (efe)

La Fiscalía Anticorrupción pidió el pasado mes de noviembre imputar al expresidente de la Comunidad de Madrid Alberto Ruiz-Gallardón por la compra en 2001 de la filial colombiana del Canal de Isabel II Inassa en una operación en la que supuestamente se desfalcaron 70 millones de euros y que fue “controlada por Alberto Ruiz-Gallardón y por ‘su gente’”.
Así consta en una petición de los fiscales Carmen María García Cerdá y Carlos Yáñez, fechada el 28 de noviembre de 2016, en la que reclaman otorgar la condición de investigados a “todos aquellos que han participado directa o indirectamente en los hechos”.
Los fiscales apuntan directamente a Gallardón, pero también a los “miembros del Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid que propusieron y adoptaron el acuerdo de 29 de noviembre de 2009” por el que se autorizó la compra. Piden, asimismo, la imputación del Consejo de Administración del ente público Canal de Isabel II y de las empresas del sector público madrileño, Canal Extensia SA e Inassa, que intervinieron en la adquisición investigada y a las autoridades; así como de los “funcionarios públicos que por razón de sus cargos informaron o auditaron la operación sin reparo alguno”.
A lo largo de su exposición, los fiscales hacen un relato pormenorizado de la compra de Inassa por parte del Canal de Isabel II en 2001 por 73 millones de dólares (aproximadamente 83 millones de euros) aprobando un endeudamiento de 51,1 millones de euros y apuntan a que el precio pagado “fue muy superior al valor de la sociedad”.
Los fiscales ponen al frente de la operación a Ruiz-Gallardón y a “su gente” y exponen que tanto Ignacio González como el que era su mano derecha en el Canal, Edmundo Rodríguez, estaban al tanto de lo sucedido. “Tanto Ignacio González como Edmundo Rodríguez tuvieron pleno conocimiento de la operación realizada y de que la misma se hizo con grave perjuicio de fondos públicos”, señala la petición, que indica que “ambos, presuntamente, han participado de una organización corrupta y por ello, han dado cobertura a esta operación y se han beneficiado de la misma a través de la actividad de Inassa en Sudamérica”. l