• Martes, 17 de Octubre de 2017

España protestará por interferencias a un buque vigués cerca de Gibraltar

España protestará de manera formal ante el Reino Unido por la “interferencia” de una embarcación de la Royal Navy en los trabajos de investigación científica que el buque español “Ángeles Alvariño”, con base en Vigo, desarrolla en aguas que rodean Gibraltar, informaron fuentes diplomáticas.

España protestará por interferencias a un buque vigués cerca de Gibraltar
El buque oceanográfico con base en Vigo “Ángeles Alvariño”	quintana
El buque oceanográfico con base en Vigo “Ángeles Alvariño” quintana

España protestará de manera formal ante el Reino Unido por la “interferencia” de una embarcación de la Royal Navy en los trabajos de investigación científica que el buque español “Ángeles Alvariño”, con base en Vigo, desarrolla en aguas que rodean Gibraltar, informaron fuentes diplomáticas.
El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación remitirá una nota verbal –el escrito oficial más común que se usa en las comunicaciones entre Estados– al Foreign Office, donde dejará constancia de su malestar.
El viernes pasado, una embarcación de la Royal Navy salió al encuentro del buque “Ángeles Alvariño”, que pertenece al Instituto Oceanográfico Español (IEO) y que se encontraba en aguas próximas al Peñón “haciendo cometidos rutinarios” en unas aguas que España considera que “son españolas”, explicó un portavoz del departamento que dirige Alfonso Dastis.
Una patrullera de la Royal Navy disparó bengalas a modo de advertencia después de intentar establecer comunicación por radio, sin éxito, con el “Ángeles Alvariño”, que abandonó la zona tras el incidente, según la versión de las autoridades británicas.
El Ministerio de Defensa británico considera que la presencia del “Ángeles Alvariño” en unas aguas que Londres reivindica como propias constituye una “incursión ilegal en las aguas territoriales británicas de Gibraltar” y anunció la presentación de una protesta formal ante el Gobierno español, según publican los medios británicos de comunicación.
Fuentes del Instituto Español de Oceanografía (dependiente del Ministerio de Economía) explicaron que el barco científico se encontraba en esas aguas para recoger información de una estación de muestreo, en el marco de una campaña de estudio de los riesgos geológicos asociados al cañón submarino de Algeciras.
Dichas fuentes confirmaron el “incidente” y el “hostigamiento” por parte de patrulleras de la Royal Navy, aunque precisaron que el disparo de bengalas en ningún momento puso en peligro al barco científico ni a su tripulación, ya que fueron lanzadas “al aire”.
En esta campaña participan científicos del IEO de Cádiz, Málaga y Madrid, así como del Instituto Geológico y Minero de España, la Universidad de Salamanca, la Universidad de Málaga y del CSIC.