• Viernes, 15 de Diciembre de 2017

ERC anuncia un “recuento paralelo” por temor a un “pucherazo”

ERC tendrá el 21-D unos 8.000 apoderados repartidos por todas las mesas electorales de Cataluña con los cuales intentará efectuar un “recuento electoral paralelo” al oficial

ERC anuncia un “recuento paralelo” por temor a un “pucherazo”
Sergi Sabriá escucha una pregunta durante una rueda de prensa en la sede de ERC | quique garcía (efe)
Sergi Sabriá escucha una pregunta durante una rueda de prensa en la sede de ERC | quique garcía (efe)

ERC tendrá el 21-D unos 8.000 apoderados repartidos por todas las mesas electorales de Cataluña con los cuales intentará efectuar un “recuento electoral paralelo” al oficial, ya que desconfía de lo que pueda hacer el Estado en unas elecciones “ilegítimas” y ante su temor de un “pucherazo”.
Según explicó el portavoz y jefe de campaña de ERC, Sergi Sabriá, “se trata de unas elecciones ilegítimas e ilegales porque no han sido convocadas debidamente” al ser “impuestas” por el Gobierno central en aplicación del artículo 155 de la Constitución, tras la fallida declaración de independencia, lo que genera “desconfianza” en ERC.

El árbitro en contra
En este contexto, y ante la sensación apuntada por dirigentes de este partido de que “podamos –dice– tener el árbitro en contra nuestra”, ERC dispondrá de una cifra “récord” de apoderados –el resto de partidos también los tienen–, con un total unos 8.000, de los cuales 6.000 han sido fichados a través de inscripciones en la página web “apoderats.cat”.
“Nunca hemos encontrado una respuesta clara a nuestra pregunta de de si serán respetados los resultados, y en estas circunstancias, hemos incrementado nuestras acciones de control de los resultados electorales, y estaremos en condiciones de realizar un escrutinio paralelo”, con las sumas de las actas de las mesas, dijo Sabriá.
Con este recuento “paralelo”, ERC dice querer descartar que “se pudiera producir algún tipo de desviación o pucherazo electoral”, indicó Sabriá.
La formación independentista invertirá en la campaña 1,8 millones de euros y se presentará con el lema “La democracia siempre gana” para destacar que el partido considera la democracia un valor fundamental frente a un Estado “que ha utilizado la violencia contra las urnas”.
Sergi Sabriá, explicó que la campaña girará en torno a tres conceptos: “denunciar” la represión que ERC cree que vive Cataluña; “proteger” las instituciones catalanas y “construir” la República, el proyecto del partido republicano de “toda la vida”.
El objetivo de ERC será defender una victoria amplia del soberanismo frente a los partidos que han avalado el artículo 155 en Cataluña, y ha advertido de que, si ganan los segundos, “arrasarán” definitivamente el autogobierno.

Más de 36 diputados
ERC prevé financiar toda la campaña con recursos propios y sin pedir créditos –los responsables financieros consideran que aún es pronto para confirmar que será así– y calcula que, para cubrir los gastos sin déficit, debería lograr 36 o 37 diputados.
En las autonómicas de 2015, ERC concurrió bajó la siglas de la coalición JxSí con un presupuesto de campaña que rondó los tres millones, pero hay que tener en cuenta que allí se juntó su músculo financiero con CDC.
La campaña empezará la medianoche de lunes al martes de la semana que viene y ERC lo hará en Vic, el municipio natal de la “número dos” de la candidatura, Marta Rovira.