El CDC ve “normal” que las empresas proveedoras realizaran donaciones

El representante legal de CDC Francesc Sánchez consideró ayer  “normal” y “habitual” que empresas que trabajaban para el partido hicieran donaciones y negó que el Palau de la Música pagara servicios prestados por sus proveedoras a la formación en campañas electorales.

El CDC ve “normal” que las empresas proveedoras realizaran donaciones
Marta Vallés, esposa de Félix Millet, se sube a un coche tras declarar en la Audiencia	efe/quique garcía
Marta Vallés, esposa de Félix Millet, se sube a un coche tras declarar en la Audiencia efe/quique garcía

El representante legal de CDC Francesc Sánchez consideró ayer  “normal” y “habitual” que empresas que trabajaban para el partido hicieran donaciones y negó que el Palau de la Música pagara servicios prestados por sus proveedoras a la formación en campañas electorales.
Sánchez, que el pasado 2 de febrero fue detenido en el marco del caso del 3 %, compareció ayer en el juicio del caso “Palau” como representante legal de CDC, con los derechos propios de un acusado, ya que la formación figura como responsable civil a título lucrativo y se enfrenta a una petición de decomiso de 6,6 millones de euros por beneficiarse supuestamente del expolio.
El representante de Convergéncia afirmó, a preguntas del fiscal Anticorrupción Emilio Sánchez Ulled, que veía “normal” que proveedoras que trabajaban para el CDC, como Mail Rent y Letter Graphic, hicieran donativos a la formación: “Era habitual que empresas que trabajaban para el partido ayudasen al partido, no era una cosa extraña”.
En este sentido, Sánchez, que alegó que las donaciones de estas proveedoras al partido no eran “extremadamente relevantes”, negó que estas empresas cargaran al Palau de la Música los servicios de buzoneo y montaje audiovisual para las campañas de CDC, como sostiene la Fiscalía y reconoció ante el tribunal algunos de los representantes de estas proveedoras. “Lo pagaba Convergéncia”, exclamó.
“Nosotros pagamos siempre por lo que hacemos y lo hemos pagado siempre. Si hacemos un acto, lo pagamos. Si la Sindicatura o el Tribunal de Cuentas hubiesen entendido que algunos gastos eran inferiores a la lógica por un acto de este estilo, lo habrían notado, habrían visto cosas extrañas, y en ningún momento las han encontrado”, alegó Sánchez.
El asesor jurídico del CDC insistió en que tanto el Tribunal como la Sindicatura de Cuentas examinaron la contabilidad del partido, sin detectar irregularidades y recalcó que en ningún caso la formación puede haber operado con cantidades en efectivo, dado que esos mismos órganos fiscalizadores se lo impedirían.
Según sostiene la Fiscalía, el CDC se lucró con 6,6 millones de euros del expolio Palau de la Música, al recibir supuestas comisiones de Ferrovial a través de la institución cultural mediante pagos en efectivo, convenios de patrocinio a la fundación Trias Fargas (actual Catdem) y la facturación mendaz a proveedores del partido, como New Letter, Letter Graphic y Mail Rent.
Sánchez, que ante el tribunal admitió que desconoce su “situación procesal” en la investigación sobre el 3%, ya que el juez de El Vendrell (Tarragona) mantiene bajo secreto la fase del proceso que comportó su detención el pasado mes de febrero, indicó que la Fundación Catdem tiene actualmente sus cuentas bloqueadas por instancias judiciales y que desde el 1 de enero de este año ya no acepta donaciones de empresas. El representante del CDC justificó el trasvase de dinero de la Catdem al partido –que en 2007 ascendió a 700.000 euros– en que la formación incurría en gastos de personal y material para sostener su actividad principal, que se centraba en el debate de ideas y en la búsqueda de talento político. 
“No es un marco extraño desde el punto de vista del funcionamiento de la época de los partidos y las fundaciones”, abundó Sánchez. n