Aznar asegura que aunque no es “responsable” del caso “Gurtel” no se siente “indiferente”

Aznar llega a las instalaciones de la emisora | chema moya (efe)

El expresidente del Gobierno José María Aznar aseguró ayer que “no es responsable” de la trama de corrupción “Gurtel” en la que se ha visto implicado el PP, ni que conocía si había caja B en el partido, si bien ha puntualizado que “no se siente indiferente” ante el daño causado por estos casos.

El expresidente del Gobierno José María Aznar aseguró ayer que “no es responsable” de la trama de corrupción “Gurtel” en la que se ha visto implicado el PP, ni que conocía si había caja B en el partido, si bien ha puntualizado que “no se siente indiferente” ante el daño causado por estos casos.
Aznar se escudó en que él no se ocupaba de la administración ordinaria del PP y que “tenía muy poca relación” con personas vinculadas con la trama Gürtel, como su cabecilla, Francisco Correa, quien se benefició de adjudicaciones a sus empresas.
“No me siento responsable, pero no me siento indiferente”, resumió el exjefe del Ejecutivo en declaraciones a la Cadena SER.

Comprende a la ciudadanía
Aznar dijo comprender que haya ciudadanos “profundamente irritados y molestos y que, incluso, no estén dispuestos a perdonar”, y confesó que le causa “mucha perplejidad y dolor” pensar que haya personas con las que coincidió durante su etapa al frente del PP que estén salpicados por la corrupción.
No obstante, insistió en que “no era responsable de eso”, ya que en septiembre de 2003 delegó “todas las responsabilidades” del PP al sucederle Mariano Rajoy, por lo que fueron otros los que asumieron la gestión interna del partido y la organización de los actos electorales.
“Y en la época en la que era presidente del Gobierno, me ocupaba de las cosas del Gobierno. De la administración ordinaria del PP no me ocupaba y por eso hay gente con la que yo tenía muy poca relación”, remarcó Aznar.
En el caso concreto de Correa, quien estuvo en la boda de la hija de Aznar en septiembre de 2002, el expresidente negó haber tenido trato con él: “Probablemente nos hayamos saludado alguna vez, pero poco más. No confié en esa persona porque no he tenido relación con ella”.
En el caso de Rodrigo Rato, también envuelto en varios frentes judiciales, Aznar dijo no arrepentirse por haber contado con él en su Gobierno.
“Por hacerle vicepresidente y ministro, seguro que no me equivoqué. A lo mejor se equivocó él en otras decisiones”, manifestó el expresidente del Ejecutivo.
No obstante, pidió prudencia y esperar a que los tribunales aclaren la responsabilidad de Rato en los casos que le afectan, porque “a todas las cosas que se dicen hay que darle la verosimilitud que otorga una sentencia firme”. l