Arrimadas descarta presentarse a la investidura y pide “realismo” a los grupos independentistas

Inés Arrimadas llega al Parlament | Marta pérez (efe)

La líder de Cs en Cataluña, Inés Arrimadas, volvió a descartar presentarse como candidata a la investidura de la Presidencia de la Generalitat, como el PP le pide que haga, y pidió “realismo” a los partidos independentistas.

La líder de Cs en Cataluña, Inés Arrimadas, volvió a descartar presentarse como candidata a la investidura de la Presidencia de la Generalitat, como el PP le pide que haga, y pidió “realismo” a los partidos independentistas.
En una entrevista de TV3, la ganadora de la elecciones catalanas insistió en que no puede ganar la investidura porque no tiene una mayoría favorable en el Parlament. “Soy realista. Admito que con esta ley electoral no puedo presentarme a una investidura y ganarla”, reiteró.
También reclamó a los partidos independentistas que sean realistas y no cometan los mismos errores que en la legislatura anterior, y que “digan en público lo que dicen en privado”.

Múltiples rupturas
En un sentido similar se pronunció el secretario de Comunicación de Ciudadanos, Fernando de Páramo, quién exigió ayer que “alguien de los suyos” diga al expresidente catalán Carles Puigdemont que “la partida se ha acabado”, tras advertir de que el proceso no solo ha “roto” la sociedad catalana sino también al independentismo.
En declaraciones a la prensa, De Páramo expresó su preocupación por la “parálisis” que sufren las instituciones y la política catalana, que sigue sin poder investir a un presidente de la Generalitat, lo que le parece “una auténtica vergüenza”.
En opinión del dirigente de Cs, “estaría bien que alguien de los suyos dijera a Puigdemont que se ha acabado, que es pasado, que hemos entrado en una situación de game over” y que es necesario que los partidos catalanes se pongan a trabajar.
De Páramo alertó de que los independentistas han “fracturado la sociedad catalana, pero lo que no sabíamos es que por el camino se iban a romper ellos también”, lo que demuestra que “el proceso no trae estabilidad”.
“El proceso es ruptura, división de la sociedad catalana y también entre ellos, hasta dentro de Convergència o como se llame ahora, la ruptura está llegando a todos los niveles”, afirmó De Páramo.