Albert Rivera intentará evitar que los independentistas presidan el Govern

Rivera se prepara al inicio de la rueda de prensa que ofreció el jueves en el Congreso | jp Gandul (efe)

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, avanzó ayer que su partido va a pelear por tener mayoría en la Mesa del Parlament y por que no sean presidentes de la Generalitat personas como Oriol Junqueras o Carles Puigdemont

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, avanzó ayer que su partido va a pelear por tener mayoría en la Mesa del Parlament y por que no sean presidentes de la Generalitat personas como Oriol Junqueras o Carles Puigdemont, imputados por “delitos tan graves” como la malversación, l asedición o la rebelión.
En rueda de prensa en el Congreso, Rivera lamentó que el “hundimiento del bipartidismo” del PP y el PSOE, así como una “maldita” ley electoral, impida que Ciudadanos pueda sumar para formar Gobierno, pero defendió que al menos debe tener una representación en la Mesa del Parlament acorde con su victoria en las elecciones del 21-D.

Vigilar atentamente
Insistió, en cualquier caso, en que los números no dan, ni siquiera con PP y PSOE, para formar gobierno, y se comprometió a vigilar atentamente desde la oposición que se respeten los derechos y libertades “de todos
los catalanes”.
Asimismo, explicó que el jueves el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ni siquiera puso este tema sobre la mesa en la reunión que mantuvieron en el Palacio de La Moncloa.
“La gente sensata y la que sabe contar no se plantea que Ciudadanos pueda optar a gobernar en Cataluña”, dijo tras insistir en que “nadie hay con más ganas” que Cs de que eso no hubiera sido así y hubieran podido formar un Gobierno constitucionalista.
Rivera subrayó que “no es legítimo” que presida el Parlament una persona que tiene importantes delitos imputados “a sus espaldas”, como Carmen Forcadell, y ha considerado que Junqueras y Puigdemont “están inhabilitados” para liderar el Gobierno cuando están siendo investigados por delitos como malversación, sedición o rebelión.
“¿Qué legitimidad tiene ante los ciudadanos un Gobierno que ni siquiera cumple las leyes?”, se preguntó el líder de Ciudadanos antes de avanzar que su formación peleará para que ni el Parlament ni el Govern de Cataluña sean presididos por “personas imputadas por delitos tan graves”.
Otra batalla que dará Ciudadanos es tener una “presencia importante” de los partidos constitucionalistas en la Mesa del Parlament para vigilar que no se vuelvan “a violar el reglamento” ni la Constitución, porque lo que Cataluña necesita, en opinión de Rivera, es “respeto al orden constitucional y la convivencia”.
Confirmó también que el PP no les pidió que le cedan un diputado para poder tener grupo parlamentario propio en el Parlament catalán y no convivir con la CUP en el grupo mixto. No obstante, antes de plantearse la cesión de diputados, Rivera se mostró partidario de que los populares puedan tener un subgrupo.