• Miércoles, 23 de Agosto de 2017

Un total de 21 emigrantes gallegos retornados solicitan las ayudas para crear una empresa

Un total de 21 son las solicitudes que se han presentado hasta el momento para la convocatoria de este año de las subvenciones para promover el autoempleo y la actividad emprendedora en la comunidad gallega por parte de los emigrantes retornadas. 

Un total de 21 emigrantes gallegos retornados solicitan las ayudas para crear una empresa
La Xunta destaca el asentamiento en Galicia de nuevas iniciativas emprendedoras
La Xunta destaca el asentamiento en Galicia de nuevas iniciativas emprendedoras

Un total de 21 son las solicitudes que se han presentado hasta el momento para la convocatoria de este año de las subvenciones para promover el autoempleo y la actividad emprendedora en la comunidad gallega por parte de los emigrantes retornadas. 
La finalidad de estas ayudas es promover esta vuelta a Galicia subvencionando los gastos que lleva consigo su establecimiento como trabajadores autónomos o por cuenta propia, o bien como miembros trabajadores en sociedades laborales o cooperativas de trabajo asociado.
Para el secretario xeral da Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, “estas ayudas suponen una triple ventaja para la sociedad gallega en su conjunto. La primera es que cumplimos el mandato estatutario, que obliga a las instituciones gallegas a fomentar que los gallegos de la diáspora regresen a la tierra. 
La segunda, que muchos de estos emprendedores traen a Galicia unos conocimientos, experiencia y modos empresariales, innovadores y competitivos. 
Y la tercera y más importante, que junto a estas empresas y negocios, se crean nuevos puestos de trabajo y se asientan en el territorio nuevas iniciativas emprendedoras, con recursos humanos y económicos que hasta ahora se guardaban o movían en el exterior”.

Compatibilidad
Esta convocatoria ha ayudado a 51 empresas desde su puesta en marcha, y su concesión complementa, sin excluirlas, las ayudas de otros departamentos de la Xunta, como la Consellería de Economía, Emprego e Industria, o el Igape, para autónomos y emprendedores gallegos, residan donde residan. También son perfectamente compatibles con las que convoquen otras instituciones y organismos, públicos y privados. Entre los negocios que se han puesto en marcha impulsados por estas ayudas se encuentran una academia de idiomas, diversas distribuidoras en línea, un taller de restauración, una clínica dental, una tienda delicatessen física y en línea, un proyecto de agricultura ecológica, una tienda especializada en té, varias asesorías especializadas, o un local de restauración con ludoteca para niños.
La cuantía tope de la ayuda es de 8.000 euros por iniciativa de empleo o autoempleo, y para acogerse hace falta, entre otros requisitos, tener la condición de persona gallega retornada, que tenga fijada su residencia en Galicia, y que esté dado de alta en algunos de los regímenes de la Seguridad Social o mutualidad del Colegio Profesional que corresponda.
De las 17 subvenciones concedidas en la convocatoria del pasado año de este programa, los beneficiarios tenían anterior residencia en Venezuela, Alemania, Argentina, Brasil, Dinamarca, Estados Unidos, Francia, Irlanda, el Reino Unido, y Suiza. De los negocios implantados, nueve tienen sede en la provincia de A Coruña, cinco en la de Ourense, dos en Lugo y uno en Pontevedra. l