• Domingo, 04 de Diciembre de 2016

Los sindicatos no aceptarán un aumento salarial inferior al IPC para los empleados públicos

Los sindicatos advierten al Gobierno de que no aceptarán una subida del salario de los empleados públicos para 2017 inferior al alza del Índice de Precios de Consumo (IPC), que el Ejecutivo

Los sindicatos no aceptarán un aumento salarial inferior al IPC para los empleados públicos
El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro        reuters
El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro reuters

Los sindicatos advierten al Gobierno de que no aceptarán una subida del salario de los empleados públicos para 2017 inferior al alza del Índice de Precios de Consumo (IPC), que el Ejecutivo prevé que crezca en torno a un 1,2%, y exigirán que tenga carácter básico y se aplique por tanto en toda la Administración.
La nueva secretaria de Estado de Función Pública, Elena Collado, inició hace una semana la ronda de primeros contactos iniciada con los sindicatos más representativos de las administraciones públicas (CSIF, CCOO y UGT), que en todos los casos valoraron la predisposición del Gobierno al diálogo para acometer los temas más urgentes relativos a los empleados públicos: el incremento salarial y el empleo.
Desde UGT ven como algo positivo que los temas planteados por Collado para abordar con mayor premura coincidan con los del sindicato y la predisposición de la secretaria de Estado a establecer una agenda de negociación, si bien advierten de que no aceptarán un incremento salarial inferior al 1%, según indicó el secretario de Organización federal de la Federación de Empleados de Servicios Públicos de UGT, Frederic Monell.
En esta línea, Monell indicó que el Ejecutivo entraría en una “contradicción” si la subida que finalmente se apruebe supusiese una nueva pérdida de poder adquisitivo para los empleados públicos cuando ha valorado en varias ocasiones el esfuerzo realizado por los funcionarios durante los años de crisis.
El dirigente sindical explicó que reclamarán al Gobierno la recuperación del poder adquisitivo de los empleados públicos perdido durante los años de crisis, tras la congelación de los salarios públicos aprobada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en 2010 y la congelación de los mismos durante la legislatura de Mariano Rajoy.
De esta forma, reclamarán un incremento mínimo de los sueldos públicos igual al alza del IPC, y que su aplicación sea de carácter básico y se produzca en todos los niveles de la Administración, al igual que el recorte y la congelación repercutió en todos los escalones.
La secretaria de Estado de Función Pública ya comunicó esta semana a los sindicatos la intención del ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, de convocar “en breve” la Mesa General de negociación de las Administraciones Públicas, constituida el pasado mes de junio con el objetivo de abordar los asuntos prioritarios para los tres millones de funcionarios y empleados públicos.
No obstante, fuentes de CSIF precisaron por su parte que el ministro de Hacienda podría citar a los sindicatos con anterioridad a la convocatoria de la Mesa General de las Administraciones Públicas para realizar una toma de contacto “más formal” de la negociación.