El Santander estudiará rebajar el número de salidas del ERE en sus servicios centrales

El ERE contempla por ahora un total de 1.384 salidas | archivo ec

El Banco Santander estudiará en los próximos días rebajar el número de salidas contemplado en el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que aplicará para integrar sus servicios centrales en España con los del Popular.

El Banco Santander estudiará en los próximos días rebajar el número de salidas contemplado en el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que aplicará para integrar sus servicios centrales en España con los del Popular.
Según informaron fuentes sindicales tras la reunión mantenida ayer, la dirección del banco cántabro se ha comprometido a analizar las peticiones de los sindicatos, que exigen rebajar las 1.384 salidas contempladas en el proceso y mejorar las condiciones económicas de las bajas incentivadas. El Santander trasladará una respuesta a los representantes de UGT y CCOO a este respecto en la reunión que ambas partes celebrarán mañana. Al respecto, el portavoz de UGT en el Pastor, Javier Castro, espera que ese día haya movimientos por parte de la dirección.
Por ahora, destacó Castro, siguen “disconformes” con el número de salidas (que quieren bajar hasta el entorno del millar) y también con la edad para la prejubilación (que aspiran a reducir hasta los 50 años).

Negociación
En el proceso de negociaciones, que concluirá formalmente el 14 de diciembre, la dirección del banco ya accedió a rebajar en un 12,6% el número de salidas y a reducir la edad de los empleados que se podrán acoger a las prejubilaciones hasta los 55 años.
No obstante, tanto CCOO como UGT creen que el número de bajas sigue siendo excesivo y consideran que las condiciones económicas tanto de las prejubilaciones como de las bajas incentivadas son “insuficientes”.
En lo referente a las prejubilaciones, el Santander ofrece el 65 por ciento del salario para los trabajadores de entre 55 y 58 años y el 75% para aquellos cuya edad está comprendida entre los 58 y 61 años, además de una prima de 3.000 euros. Para los empleados con más de 62 años, el Santander propone el pago de una anualidad más estos 3.000 euros.