• Martes, 25 de Abril de 2017

Las pymes gallegas pagan al año unos ocho millones de euros por luz que no consumen

Las pequeñas y medianas empresas gallegas (pymes) “están pagando en concepto de penalización por la energía reactiva en torno a 672.000 euros al mes, unos 8,06 millones de euros al año”, según sostiene la comercializadora Unieléctrica

Las pymes gallegas pagan al año unos ocho millones de euros por luz que no consumen
Un negocio paga una penalización mensual de 20 euros	archivo ec
Un negocio paga una penalización mensual de 20 euros archivo ec

Las pequeñas y medianas empresas gallegas (pymes) “están pagando en concepto de penalización por la energía reactiva en torno a 672.000 euros al mes, unos 8,06 millones de euros al año”, según sostiene la comercializadora Unieléctrica.
“Si se toma como media un modesto negocio de hostelería que utilice, por ejemplo, tres refrigeradores y dos hornos-cocina, un par de ellos de cierta antigüedad y, por tanto, poco eficientes, le acarrearía una penalización mensual en torno a 20 euros”, indicó Unieléctrica.
“Para entendernos, y generalizando mucho, la energía reactiva es una carga que vuelve a la red tras la puesta en marcha de dispositivos electromecánicos, una electricidad que no sirve para nada al usuario a la vez que sobrecarga y distorsiona la red, en ocasiones de forma muy perjudicial tanto para el distribuidor como para todos sus clientes”, señaló la compañía.
Al respecto, explicó que esta energía reactiva, “que queda perfectamente reflejada en el contador y en las facturas”, tiene “una importante penalización desde el año 2010, elevando los recibos en ocasiones con cientos de euros al año y miles al cabo de unos ejercicios de actividad del negocio”, advirtió.
En Galicia, por provincias, las “penalizaciones por energía reactiva” a lo largo del año “supondría para las pymes y autónomos unos 3,27 millones de euros en A Coruña, 1,28 millones en Lugo, 1,02 en Ourense y 2,48 en Pontevedra”, según destacó.
Por otro lado, las pymes españolas invertirán una media de entre 3.000 y 20.000 euros durante 2017 para iniciar o continuar su proceso de transformación digital. Así se desprende de un estudio realizado por el Movimiento Impulsando pymes.
El 99 por ciento de los pequeños y medianos encuestados asegura ser consciente de la “acuciante” necesidad de empezar o continuar con el proceso de transformación digital.
Por su parte, un 77% de las empresas consultadas afirma haber iniciado el proceso de digitalización de su negocio y un 14% asegura que los pondrá en marcha en 2017.
Además, los encuestados aseguran que dicho proceso será “continuo” y supone “la renovación” del sistema organizacional de las empresas.