7:24 h. Jueves, 17 de abril de 2014

 

La armadora viguesa Vieira corre el riesgo de sufrir en Argentina la misma suerte que Repsol

| Actualizado 11 Agosto 2012 - 05:16 h.
Vota esta noticia:
Más acciones:
La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner                    efe
La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner efe

La filial de la armadora viguesa Vieira, que tiene una fábrica en Puerto Deseado, al sur de Argentina, podría protagonizar un caso parecido al que vivió la petrolera Repsol con YPF.

Cuatro diputados miembros del partido de la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, han presentado un proyecto para que se inicie el proceso de expropiación de la planta y de la flota, compuesta por siete barcos, que posee Vieira Argentina en el país.

La filial de la firma gallega tiene problemas económicos y adeuda a los trabajadores varias nóminas. De hecho, los 150 empleados de la planta ya protagonizaron encierros y manifestaciones reclamando su salario.

Kirchner inicia
la expropiación
de la filial de la
empresa gallega

Por su parte, los diputados que presentaron el proyecto de expropiación acusan a los directivos de la armadora de “manifiesta irresponsabilidad empresarial” y alegan que “cada año que pasa los intereses de la firma se alejan más de los intereses de los ciudadanos de Puerto Deseado”. También afirman que “España se encuentra en una profunda crisis y las empresas españolas radicadas en Puerto Deseado están burlándose y violentando la seguridad jurídica, incumpliendo sus contratos”.

El Parlamento argentino podría aprobar el proyecto de ley en dos semanas y, de ser así, una empresa de capital nacional se haría cargo de la armadora y de sus trabajadores. Mientras, el ministro argentino de Producción, Rafael Gilmartín, señaló que la deuda total de Vieira en Puerto Deseado asciende a 4,4 millones de euros.

Por su parte, el presidente del grupo Vieira, Eduardo Vieira, mantiene abiertas varias vías de negociación para evitar la expropiación de la filial argentina que la firma posee en el país austral.

La armadora está intentando encontrar la forma para que dicho proyecto legislativo no se lleve a cabo. Además, se trata de un proyecto legislativo que todavía no es una expropiación.

Mientras, la filial argentina de Vieira está dando los pasos adecuados para generar recursos y cuenta con activos importantes que podrían sacarla del concurso de acreedores. n