• Lunes, 25 de Septiembre de 2017

Juncker propone un superministro de Economía y un Fondo Monetario

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, propuso ayer crear la figura de un ministro de Economía y Finanzas de la UE, que sería también vicepresidente del Ejecutivo comunitario y presidente del Eurogrupo, así como un Fondo Monetario Europeo y una línea presupuestaria concreta para la eurozona dentro del presupuesto comunitario.

Juncker propone un superministro de Economía y un Fondo Monetario
Juncker interviene durante el debate celebrado en la Eurocámara | MATHIEU CUGNOT (efe)
Juncker interviene durante el debate celebrado en la Eurocámara | MATHIEU CUGNOT (efe)

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, propuso ayer crear la figura de un ministro de Economía y Finanzas de la UE, que sería también vicepresidente del Ejecutivo comunitario y presidente del Eurogrupo, así como un Fondo Monetario Europeo y una línea presupuestaria concreta para la eurozona dentro del presupuesto comunitario.
“Necesitamos un ministro europeo de Economía y Finanzas, un ministro europeo que impulse y apoye reformas estructurales en nuestros Estado miembros”, defendió el luxemburgués en Estrasburgo (Francia) durante el discurso sobre el Estado de la Unión en el Parlamento Europeo.

Labor de Coordinación
“El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, idealmente también vicepresidente, debería asumir el papel de ministro de Economía y Finanzas. Él o ella debería también presidir el Eurogrupo”, detalló.
Según explicó el jefe del Ejecutivo comunitario, este ministro europeo de Economía se encargaría de coordinar todos los instrumentos financieros de la UE que pueden “desplegarse cuando un Estado miembro esté en recesión o sea golpeado por una crisis fundamental” y rendiría cuentas ante la Eurocámara.
Por otro lado, Juncker opinó que el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) debería convertirse “gradualmente” en un Fondo Monetario Europeo “firmemente arraigado en la UE”. “La Comisión hará propuestas concretas en diciembre”, anunció. 
Además, el mandatario anuncio la puesta en marcha de un mecanismo para examinar las inversiones extranjeras en sectores estratégicos europeos, como infraestructuras energéticas o compañías tecnológicas, para vigilar la entrada de fuertes competidores como China.
“Si una empresa pública extranjera quiere adquirir un puerto europeo, parte de nuestra infraestructura energética o una firma de tecnología de defensa solo debe ocurrir con transparencia, con supervisión y con debate”, dijo.
“Es una responsabilidad política saber qué es lo que está pasando en nuestro propio patio para que podamos proteger nuestra defensa colectiva”, añadió. La idea es una propuesta del presidente francés, Emmanuel Macron, que los líderes europeos 
ya debatieron. l