• Sábado, 21 de Octubre de 2017

La Guardia Civil reforzará su presencia en el Prat si se mantiene el conflicto

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, anunció ayer que el comité de crisis decidió “intensificar” la presencia de la Guardia Civil en el aeropuerto de Barcelona-El Prat y que se desplegarán agentes en los filtros de seguridad, controlados por trabajadores de la empresa Eulen, que han convocado huelga indefinida y de 24 horas desde el lunes.

La Guardia Civil reforzará su presencia en el Prat si se mantiene el conflicto
El aeropuerto de Barcelona-El Prat volvió a registrar ayer colas de hasta una hora en los controles de seguridad | efe
El aeropuerto de Barcelona-El Prat volvió a registrar ayer colas de hasta una hora en los controles de seguridad | efe

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, anunció ayer que el comité de crisis decidió “intensificar” la presencia de la Guardia Civil en el aeropuerto de Barcelona-El Prat y que se desplegarán agentes en los filtros de seguridad, controlados por trabajadores de la empresa Eulen, que han convocado huelga indefinida y de 24 horas desde el lunes.
De la Serna subrayó que “en esta primera fase” no se trata de sustituir al personal de Eulen en los controles de seguridad, sino que se incorporará a guardias civiles porque son quienes tienen la competencia de garantizar la seguridad y el orden público del aeropuerto. Explicó que no se trata de desplegar a la Guardia Civil alrededor de los sistemas de control, sino de que realicen las tareas de control en las “líneas” de los filtros de seguridad.

Laudo
También avanzó que el Gobierno, en colaboración con la Generalitat, iniciará el procedimiento para establecer un laudo con un arbitraje de cumplimiento obligatorio que ponga fin al conflicto entre la dirección y los trabajadores de Eulen en el caso de que sea necesario. El comité de crisis decidió pedir a la Abogacía General del Estado que elabore los informes pertinentes para evaluar la posibilidad de obligar a realizar un laudo arbitral entre trabajadores y dirección de Eulen para acabar con el conflicto.
De la Serna aseguró que el comité de crisis decidió que la Guardia Civil refuerce los controles de seguridad “ante las expectativas que existen de una huelga mucho más dura” a partir del lunes, y teniendo en cuenta que las colas se han producido también durante los días en que no había paros convocados. “El escenario no es, desde luego, nada favorable, dado los incidentes que ya se han producido en relación al comportamiento de los trabajadores”, lamentó el ministro, que hizo referencia a llamamientos del comité de huelga de Eulen a generar colas.
Considera que el hecho de que se hayan producido colas de más de una hora durante los días en que no había huelga “demuestra que el funcionamiento no se ha llevado con normalidad y los trabajadores, de alguna forma, han hecho caso a esa propuesta del comité de huelga ocasionando ese problema tan importante para el conjunto de los ciudadanos”.
Desde ayer y hasta el lunes se ofrecerá la formación necesaria a los agentes que deban estar en los filtros a partir del lunes, y durante la semana se irá evaluando la efectividad de la medida; en caso de que se considere que no es necesaria, se volvería a reunir el comité de crisis para estudiar medidas adicionales. 
Mientras, asociaciones de guardias civiles recordaron al Gobierno que debe asumir el error de haber privatizado la seguridad en los aeropuertos y, aunque acatan la decisión de hacerse cargo del control en el aeródromo de El Prat, insisten en que la plantilla está bajo mínimos.
Las asociaciones de guardias civiles aseguraron que, si no se hubiera privatizado la seguridad, antes en manos de este cuerpo, ahora no tendrían que adoptarse medidas de urgencia como la decidida ayer. l