• Jueves, 14 de Diciembre de 2017

La Guardia Civil se prepara a la espera de lo que voten los vigilantes de El Prat

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, advirtió ayer de que la asamblea que los trabajadores de Eulen celebrarán hoy es “la última oportunidad” que tienen para aceptar la oferta de mediación y evitar un laudo arbitral obligatorio que ponga fin al conflicto en el aeropuerto de El Prat.

La Guardia Civil se prepara a la espera de lo que voten los vigilantes de El Prat
Personal de AENA informa a los usuarios en los accesos a las puertas de embarque del aeropuerto de El Prat | quique garcía (efe)
Personal de AENA informa a los usuarios en los accesos a las puertas de embarque del aeropuerto de El Prat | quique garcía (efe)

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, advirtió ayer de que la asamblea que los trabajadores de Eulen celebrarán hoy es “la última oportunidad” que tienen para aceptar la oferta de mediación y evitar un laudo arbitral obligatorio que ponga fin al conflicto en el aeropuerto de El Prat.
De la Serna lanzó este mensaje al tiempo que se puso en marcha el dispositivo especial de la Guardia Civil para reforzar las líneas de control en el aeropuerto a partir del lunes, cuando está convocada una huelga indefinida de los trabajadores que se encargan de la seguridad en estos filtros.
El Gobierno “nunca va a permitir que millones de españoles estén sujetos a decisiones y posturas intransigentes de unos pocos”, dijo el ministro. Tras rechazar el jueves en asamblea la subida salarial que planteaba la mediación de la Generalitat, la asamblea se vuelve a reunir hoy para votar de nuevo la oferta mediadora, que prevé un complemento de 200 euros al mes en 12 pagas y otras medidas organizativas.
De la Serna anunció que “ya se ha puesto en marcha” el dispositivo de la Guardia Civil para “reforzar las líneas de control” en el aeropuerto de Barcelona.
El ministro destacó que después de que el viernes se pidiera al Instituto Armado que iniciara los preparativos del dispositivo, este ya está en marcha y “hay efectivos” de la Guardia Civil que “se están desplazando” al aeropuerto de El Prat, procedentes de otras comunidades.

Escepticismo
Por su parte, el asesor del comité de huelga de Eulen, Juan Carlos Giménez, se mostró ayer escéptico respecto a un cambio de opinión de la asamblea de trabajadores sobre la propuesta de mediación de la Generalitat y aseguró que ve más factible que vuelva a ganar el no.
Giménez aseguró que los trabajadores ya se pronunciaron en contra de la propuesta de la Generalitat, “que fue leída por completo”, por lo que ve difícil un cambio de opinión, pese a los llamamientos de Gobierno, Generalitat y Ayuntamiento de Barcelona.
Por otro lado, el secretario general de la UGT, Pepe Álvarez, considera innecesaria la propuesta realizada por el Ministerio de Fomento para resolver la huelga de trabajadores de seguridad en el aeropuerto de Barcelona-El Prat mediante un laudo, una resolución arbitral por parte de un juez: “No tendría que estar sobre la mesa la posibilidad de un laudo de obligado cumplimiento”.
“Da la sensación de que el Gobierno ha cogido un atajo e intenta matar moscas con cañones”, criticó. Además, acusó al Gobierno del Estado y a AENA de ser los “responsables” del conflicto laboral y dijo que “no es de recibo” pretender “sustituir a trabajadores por guardias civiles”.
Advirtió de que desplegar a la Guardia Civil en los controles de seguridad del aeropuerto de El Prat ante la huelga sería “un precedente absolutamente negativo”. “No es de recibo que el Gobierno intente utilizar la Guardia Civil para cubrir los puestos de trabajo de la seguridad privada. No se pueden coger atajos para solventar el tema”, dijo. l