• Viernes, 20 de Octubre de 2017

El FMI urge a reducir la “ansiedad” por el Brexit mientras se bloquea la negociación

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, afirmó ayer que es fundamental reducir la “ansiedad y la incertidumbre” en torno a las negociaciones entre la Unión Europea (UE) y el Reino Unido para el Brexit.

El FMI urge a reducir la “ansiedad” por el Brexit mientras se bloquea la negociación
La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde | STEVE JAFFE (efe)
La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde | STEVE JAFFE (efe)

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, afirmó ayer que es fundamental reducir la “ansiedad y la incertidumbre” en torno a las negociaciones entre la Unión Europea (UE) y el Reino Unido para el Brexit.
“El objetivo debería ser concluir el proceso rápidamente de manera que se reduzca la ansiedad y la incertidumbre sobre el futuro de personas y empresas”, aseguró Lagarde al inicio de la Asamblea Anual del FMI y el Banco Mundial (BM) en Washington.
Las dudas sobre el estancamiento en las conversaciones han crecido con el anuncio del negociador jefe de la Unión Europea para el Brexit, Michel Barnier, quien dijo ayer en Bruselas que no recomendará comenzar la segunda etapa de negociación, centrada en la futura relación con el Reino Unido, ante la falta de avances en la primera fase.

Claridad
Lagarde indicó que “no puede imaginarse” que se culminen los dos años de negociaciones sin un acuerdo entre la UE y el Reino Unido, por lo que recomendó una “mayor claridad” en el calendario de las negociaciones.
Asimismo, reconoció que se está “dañando el potencial de crecimiento” al apuntar los sombríos pronósticos para el Reino Unido, único de los países grandes de la UE que no ve revisado al alza su crecimiento, y que situó ahora en un 1,7% en 2017 y 1,5% para 2018.
Los jefes de Estado y de Gobierno de los 27 países que permanecerán en la Unión tras la marcha británica habían previsto que para este mes se habrían alcanzado progresos suficientes en esas tres cuestiones y podría comenzar el debate sobre la futura relación entre la Unión Europea y el Reino Unido, pero las negociaciones han ido a un ritmo más lento del esperado.


La primera etapa de las conversaciones se centra en los derechos de los ciudadanos, la frontera irlandesa y el acuerdo financiero entre Londres y Bruselas. “No estoy en situación, dado el estado actual de las cosas, de proponer al Consejo Europeo la semana próxima abrir las discusiones sobre la futura relación”, dijo ayer Barnier. “Esta semana hemos trabajado con un espíritu constructivo, hemos clarificado ciertos puntos pero, sin embargo, no hemos dado grandes pasos adelante”, aseguró el negociador de la UE para el Brexit.
De hecho, constató que las conversaciones sobre el acuerdo financiero se encuentran en un “impás extremadamente preocupante”. “En su discurso de Florencia (el 22 de septiembre), Theresa May (primera ministra británica) afirmó que el Reino Unido honrará los compromisos adoptados como miembro de la Unión y este es un compromiso importante. Esta semana, sin embargo, el Reino Unido nos ha dicho que todavía no estaba preparado para precisar estos compromisos. Por lo tanto, no ha habido negociación sobre este tema”, añadió.
Por su parte, el ministro británico para el Brexit, David Davis, confió en que los jefes de Estado y de Gobierno den luz verde al inicio de la segunda etapa de las conversaciones en la cumbre europea del 19 y 20 de este mes, pese a las declaraciones de Barnier.