• Sábado, 23 de Septiembre de 2017

El FMI insiste en que el Gobierno español debería subir el IVA y los impuestos especiales

El Fondo Monetario Internacional (FMI) instó a España a ampliar la base del IVA e incrementar los impuestos especiales y medioambientales con el objetivo de favorecer el crecimiento.

El FMI insiste en que el Gobierno español debería subir el IVA y los impuestos especiales
La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde | Michael Reynolds (efe)
La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde | Michael Reynolds (efe)

El Fondo Monetario Internacional (FMI) instó a España a ampliar la base del IVA e incrementar los impuestos especiales y medioambientales con el objetivo de favorecer el crecimiento.

Así se desprende del informe “Fiscal Monitor”, elaborado por la institución presidida por Christine Lagarde, que prevé que el déficit público en España alcance el 3,3% del PIB en 2017, el tercero mayor entre las economías avanzadas, por detrás de Estados Unidos y Japón, ambos con un 4%.


En concreto, las previsiones del FMI apuntan a que España no será capaz de cumplir los objetivos de déficit pactados con Bruselas para 2017 y 2018, cuando el desequilibrio de los presupuestos será respectivamente del 3,25% y del 2,71 por ciento, frente a la meta del 3,1% para este año y del 2,2 por ciento para el siguiente.
De hecho, el déficit español no bajará al -2,2% al menos hasta 2021, según los datos manejados por el FMI, ya que para 2019 alcanzará el 2,4% del PIB y un año después será del 2,3%, situándose en el 2,2% en 2021, desde donde repuntaría al 2,3% en 2022.

Ajuste
“Un ajuste fiscal que favorezca el crecimiento podría conseguirse a través de ampliar la base del IVA e incrementar los impuestos especiales y medioambientales”, precisa sobre España el documento redactado por el FMI.

Asimismo, el informe del FMI insiste en que el anuncio de un incremento gradual de los tipos reducidos de IVA hacia el tipo general “podría respaldar el crecimiento en el corto plazo a través de un impulso en el consumo de los hogares”.

Además, el FMI prevé que la deuda pública española acabe este año en el 98,5 por ciento del PIB, frente al 99,3 por ciento de 2016, para reducirse gradualmente al 97,8 por ciento en 2018 y situarse en el 93,9% para 2022. En 2008, la deuda pública española equivalía al 39,4% del PIB.

Por otro lado, la institución monetaria avisó de que los niveles de deuda pública de las economías desarrolladas han alcanzado máximos históricos en tiempos de paz tras el paso de la Gran Recesión, e insta a los gobiernos de los países desarrollados a “entender mejor” los riesgos a los que están expuestos con el objetivo de adoptar estrategias para gestionarlos.