Las familias gallegas que se declararon en quiebra se redujeron en casi un 8% en el tercer trimestre

Manifestación en Madrid contra el concurso de acreedores de Isolux | archivo ec

Las familias que viven en la comunidad gallega que se declararon en quiebra bajaron casi un 8% en el tercer trimestre del año respecto a 2016, según la estadística de procedimiento concursal publicada ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Las familias que viven en la comunidad gallega que se declararon en quiebra bajaron casi un 8% en el tercer trimestre del año respecto a 2016, según la estadística de procedimiento concursal publicada ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
En general, las familias y empresas que se declararon en concurso de acreedores (suspensión de pagos y quiebras) en Galicia ante la imposibilidad de afrontar sus pagos y deudas bajaron un 10,2% en el tercer trimestre del año en relación al mismo período de 2016, hasta sumar 53. En concreto, las familias que se declararon en concurso de acreedores ascendieron a 12, lo que supone un descenso del 7,7% en comparación con el tercer trimestre del año pasado, mientras que las empresas concursadas se redujeron un 10,87 por ciento, hasta 41.
Del total de deudores concursados, 50 fueron de tipo voluntario y tres, necesarios. La mayor parte, 46, siguieron un procedimiento abreviado, frente a siete ordinarios. En ninguno de los casos existía propuesta anticipada.
En lo que respecta a las empresas, las mencionadas 41, nueve se correspondieron con la construcción (seis de edificación y promoción inmobiliaria y tres de otra clase) y otras nueve con la industria (cuatro de bienes de capital, tres de bienes de consumo no duradero y dos de bienes intermedios).
Una docena de las compañías concursadas tenían entre uno y dos asalariados, nueve contaban con entre tres y cinco, y cinco no disponían de ninguno. 

Datos estatales
En el conjunto estatal, las familias y empresas que se declararon en concurso de acreedores cayeron un 12,4% en el tercer trimestre del año en relación al mismo período de 2016, hasta sumar 975.
En concreto, las familias que se declararon en concurso ascendieron a 209, lo que supone un aumento del 4,5% respecto al mismo trimestre de 2016, mientras que las empresas concursadas cayeron un 16,1%, hasta sumar 766 procedimientos de quiebra.
En tasa intertrimestral, el número de deudores concursados cayó un 33,1 por ciento, con un descenso del 22% en el número de familias declaradas en concurso y del 35,6% en el caso de las empresas concursadas. l