• Martes, 24 de Octubre de 2017

España figura entre los países de la UE donde los parados tienen más difícil encontrar un empleo

Solo una de cada cinco personas que estaban desempleadas en la Unión Europea en el primer trimestre del año logró encontrar un empleo entre abril y junio, lo que equivale al 19,5% del total de parados,

España figura entre los países de la UE donde los parados tienen más difícil encontrar un empleo
Los mejores datos los registran Estonia, Dinamarca y Suecia    archivo ec
Los mejores datos los registran Estonia, Dinamarca y Suecia archivo ec

Solo una de cada cinco personas que estaban desempleadas en la Unión Europea en el primer trimestre del año logró encontrar un empleo entre abril y junio, lo que equivale al 19,5% del total de parados, según Eurostat, que sitúa a España en el puesto 18 entre los 26 países cuyos datos estaban disponibles, con una tasa de transferencia del 18,4 por ciento desde una situación de paro al empleo.
En el segundo trimestre del año, el 63,2% de los desempleados de la UE (12,6 millones de personas) siguieron en paro, mientras que el 19,5% (3,9 millones) encontraron empleo y un 17,3% (3,5 millones) pasaron a ser considerados inactivos económicamente, categoría que incluye a estudiantes, pensionistas y aquellas personas que no trabajan y no buscan empleo.
Por otro lado, un 97,3% de las personas con empleo en el primer trimestre (170,8 millones) siguió trabajando en el trimestre siguiente, mientras el 1,2% de los ocupados entre enero y marzo (2 millones de personas) estaban en situación de desempleo en el segundo trimestre y un 1,6% (2,7 millones) pasaron a considerarse inactivos. En el caso de la población de la UE económicamente inactiva en el primer trimestre, mantuvieron esta condición en los tres meses siguientes el 93,3% (106,1 millones), mientras el 6,7% entró al mercado de trabajo, incluyendo un 3,1% (3,6 millones) de inactivos que encontraron empleo en el segundo trimestre y un 4,1% que pasaron de inactivos a desempleados.
Entre los 26 países de la UE cuyos datos estaban disponibles, la mayor tasa de transferencia desde el paro al empleo, un dato útil para valorar el grado de rigidez o flexibilidad de los mercados laborales, se observó en Estonia (36,9 por ciento), por delante de Dinamarca (36,6%) y Suecia (31,3 por ciento). Por el contrario, las tasas de transferencia más bajas se registraron en Grecia (8,6%), Rumanía (11,6%) y Bulgaria (11,9%), seguidos de Irlanda (15 por ciento), Eslovaquia (15,1%), Lituania (17,1%), Italia (17,4 por ciento), Luxemburgo (18,2 por ciento) y España (18,4 por ciento).
Por otro lado, el socio director general de Advice Strategic Consultants, Jorge Díaz Cardiel, advirtió de que el momento de la transformación productiva de la economía española en un modelo de apuesta por la innovación“es ahora”, ya que de otra forma “la tasa de paro será crónica y no podrá bajar del 18 por ciento”.