• Sábado, 25 de Noviembre de 2017

A Coruña presenta el salario bruto más alto de Galicia, seguida de Santiago

A Coruña presentó en 2015 el salario bruto más alto, con más de 20.000 euros anuales, seguido de Santiago de Compostela, con 19.910 euros al año, según los datos que publicó el Instituto Galego de Estatística (IGE).

A Coruña presenta el salario bruto más alto de Galicia, seguida de Santiago
La mujer trabaja de media menos años que el hombre porque se incorpora más tarde al mercado laboral | efe
La mujer trabaja de media menos años que el hombre porque se incorpora más tarde al mercado laboral | efe

A Coruña presentó en 2015 el salario bruto más alto, con más de 20.000 euros anuales, seguido de Santiago de Compostela, con 19.910 euros al año, según los datos que publicó el Instituto Galego de Estatística (IGE).
En el extremo contrario se encuentra el ayuntamiento de Ferrol, donde los afiliados por cuenta ajena percibieron de promedio unos 16.774 euros/año. Con todo, los siete grandes ayuntamientos presentaban en 2015 promedios de salarios superiores al gallego (16.733 euros/año).
La estadística de explotación de la muestra continua de vidas laborales muestra además que, si el análisis se restringe a personas que trabajaron durante todo el año, en Lugo el salario medio anual fue inferior al promedio gallego (22.328 euros/año frente a 23.018 de promedio en Galicia).
Durante el ejercicio de 2015, 1.112.650 gallegos en edad laboral (de 16 o más años) mantuvieron alguna relación de afiliación en alta laboral con la Seguridad Social, un 1,9% más que en 2014.
El 3,3% de estos afiliados trabajó menos de un mes en todo el 2015, el 12,6% entre un mes y seis meses, el 18,8% trabajó seis o más meses pero sin llegar al año completo y, finalmente, el 65,3% restante lo hizo durante todo 2015.

Edades y sexos
Estos porcentajes varían de manera significativa en función de la edad del afiliado. Entre la población más joven, la menor de 25 años, la proporción de los que trabajaron el año completo no llega al 20% (se sitúa en el 16,3%).
Sin embargo, al considerar el grupo de edad de 25 a 34 años (ambos inclusive) el porcentaje de los que trabajaron todo el año ronda el 51% (más concretamente, 50,7%) y sigue aumentando hasta conseguir el 81,6% entre los afiliados de 55 a 64 años.
Al tener en cuenta el sexo del trabajador, el porcentaje de hombres que estuvieron afiliados en alta laboral durante todo el año 2015 fue del 66,2%, 1,9 puntos por encima del porcentaje observado entre el colectivo femenino (que se sitúa en 64,3%).
En lo tocante a la vida laboral de los trabajadores, el 54,6% de las personas que en algún momento de 2015 estuvieron afiliadas en alta laboral llevaba trabajado menos de 15 años, el 27,5% entre 15 y 25 años y el 17,9% 25 o más años.
Entre los afiliados más próximos a la edad de jubilación (los de 55 o más años), el porcentaje de los que llevaban afiliados en alta laboral menos de 15 años es del 16,8%. El 23,9% llevaba trabajando entre 15 y menos de 25 años y, finalmente, el 59,3% restante 25 o más años.
A medida que aumenta la edad aumenta la diferencia entre el número medio de años trabajados por los hombres y por las mujeres, debido a su tardía incorporación al mercado laboral.

Una sola empresa
De los 1.112.650 gallegos que en 2015 mantuvieron alguna relación de afiliación en alta laboral con la Seguridad Social, 895.350 estuvieron afiliados por cuenta ajena en algún momento del año.
El 80,4% de estos afiliados por cuenta ajena trabajó para una sola empresa en 2015. Este porcentaje también cambia en función de la edad del afiliado.