La CEG saca adelante las cuentas de 2016 sin el voto de las organizaciones de Lugo

La Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) logró por fin sacar adelante las cuentas relativas al año 2016 en una asamblea general en la que no participaron las organizaciones de la provincia de Lugo. E

La CEG saca adelante las cuentas de 2016 sin el voto de las organizaciones de Lugo
El presidente de la CEG, Antón Arias | quintana
El presidente de la CEG, Antón Arias | quintana

La Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) logró por fin sacar adelante las cuentas relativas al año 2016 en una asamblea general en la que no participaron las organizaciones de la provincia de Lugo. Esta situación mostró que las relaciones siguen siendo tensas en el seno de la patronal gallega.
Pese a la ausencia de los representantes lucenses –que volvieron a hacer gala de la fractura existente–, la Confederación de Empresarios de Galicia, que dirige el empresario coruñés Antón Arias, consiguió liquidar las cuentas del año 2016 con su correspondiente informe de auditoría. De hecho, pese a los diferentes intereses existentes dentro de la organización, la Confederación de Empresarios de A Coruña (CEC) siempre ha mostrado su apoyo a la presidencia actual.
A pesar de los enfrentamientos puntuales entre los miembros de distintas provincias, la CEG informó de que la asamblea celebrada en la mañana de ayer sirvió para explicar a los asociados la relación de las actividades y gestiones realizadas a lo largo del pasado año.
Por otra parte, se incidió en la búsqueda de relevo al exsecretario general de la institución empresarial, Jaime López, cuya renuncia fue aceptada por el comité ejecutivo en una reunión celebrada el pasado mes de diciembre.
Casi al mismo tiempo que se producía esta noticia sobre la patronal se publicaron los datos de creación de empresas en Galicia en el mes de noviembre. El número de nuevas sociedades mercantiles se redujo un 17,3% en ese mes en la comunidad respecto al mismo mes de 2016, hasta sumar 302 empresas, mientras que las disoluciones empresariales bajaron un 35,1%, hasta 109, de acuerdo con los datos que publicó el Instituto Nacional de Estadística.
De este modo, la gallega se sitúa como la segunda comunidad donde más cayó la creación de empresas (por detrás de Cataluña únicamente) y la quinta en la que más disminuyeron las disoluciones (tras Navarra, Murcia, Cantabria y Asturias).
Las 302 sociedades mercantiles creadas suscribieron capital por 6,42 millones, con un desembolso de 6,39 millones. Solo una optó por la fórmula de sociedad anónima (con 60.000 euros suscritos y 31.000 desembolsados) y 300 se decantaron por la sociedad limitada (6,36 millones de euros suscritos y desembolsados). Por otra parte, ampliaron capital 102 sociedades en noviembre en Galicia, por un importe de algo más de 21,89 millones.