• Martes, 24 de Octubre de 2017

Abanca presenta en Galicia su nuevo robot humanoide, que interactúa con los clientes

Abanca realizó ayer en Vigo la presentación oficial en Galiciade su nuevo robot humanoide y autómata, con capacidad para interactuar con los clientes y colaborar en la atención y las labores comerciales que ofrecen los empleados de la entidad, para lo que utiliza un software “100 por cien gallego”.

Abanca presenta en Galicia su nuevo robot humanoide, que interactúa con los clientes
El robot humanoide de Abanca	ep
El robot humanoide de Abanca ep

Abanca realizó ayer en Vigo la presentación oficial en Galicia de su nuevo robot humanoide y autómata, con capacidad para interactuar con los clientes y colaborar en la atención y las labores comerciales que ofrecen los empleados de la entidad, para lo que utiliza un software “100 por cien gallego”.
La oficina principal de Abanca en Vigo acogió el acto, en el que el director de innovaciónde Abanca, Eduardo Aldao, mostró algunas de las funcionalidades del robot, que además de informar de forma personalizada de los turnos y del comercial que le toca a cada cliente, así como sobre los productos financieros, también puede sacar selfis e imprimirlos y bailar el conocido “Gangnam style”.
Se trata de un proyecto piloto que ya estuvo en Madrid –donde según Aldao, fue “la estrella de la fiesta”– y el lunes de la semana pasada –de forma no oficial– en Pontedeume, y que ahora arrancará una gira por distintas oficinas de Abanca para evaluar cómo es recibido por parte de los usuarios del banco; de hecho, mañana estará en A Coruña.
El objetivo de este robot, que habla, entiende y explica, es responder a preguntas y ayudar a los clientes, hacer más llevadero y reducir los tiempos de espera, generar empatía y mejorar la relación de los gestores con los clientes. En este marco, cuestionado sobre si puede amenazar el número de empleos, Aldao aseguró que “viene a ayudar a hacer el trabajo, no a quitarlo”.
El “R4”, que así es como se llama el robot, fue fabricado en Japón, pero su software fue desarrollado “desde cero” en Galicia . Así, está integrado con los sistemas del banco y, mientras interactúa con los usuarios, avisa cuando corresponde del turno para ser atendido. Actualmente habla castellano e inglés, pero ya se está programando en gallego.
“Me llamo ‘R4’, soy un robot de protocolo y me encanta conocer gente nueva”, se presenta el androide, que reconoce el nombre del usuario y, entre otras actividades propone: “¿Hablamos un poco? O podemos hacernos un selfi”. “Da un punto más humano a la tecnología del banco”, destacó la entidad, que esperará a ver cómo es recibida la iniciativa para decidir su posible implantación.