• Domingo, 04 de Diciembre de 2016

Tragedia aérea en Colombia

El avión que transportaba al equipo de fútbol brasileño Chapecoense se estrelló a última hora de la noche del lunes en el Cerro Gordo de la Unión, en el departamento de Antioquia (Colombia), dejando de momento un balance de 75 muertos y seis supervivientes, tres de ellos futbolistas del equipo.

Tragedia aérea en Colombia
Los aficionados del Chapecoense prepararon un improvisado altar en las cercanías de su estadio	reuters
Los aficionados del Chapecoense prepararon un improvisado altar en las cercanías de su estadio reuters

El avión que transportaba al equipo de fútbol brasileño Chapecoense se estrelló a última hora de la noche del lunes en el Cerro Gordo de la Unión, en el departamento de Antioquia (Colombia), dejando de momento un balance de 75 muertos y seis supervivientes, tres de ellos futbolistas del equipo.
El conjunto brasileño se dirigía a Colombia para disputar hoy la final de la Copa Sudamericana contra el Atlético Nacional –la primera final internacional en la historia del club brasileño– en el estadio Atanasio Girardot, el principal campo deportivo de Medellín. Esta es la peor tragedia para el fútbol brasileño y destruyó el sueño de un equipo que se volvió un ejemplo de éxito en Brasil.
Fue el Aeropuerto Internacional José María Córdova de Rionegro, en el departamento colombiano de Antioquia, el que anunció a última hora de la noche la desaparición del avión procedente de Bolivia y en el que viajaban un total de 81 personas, 72 pasajeros y nueve miembros de la tripulación.
Poco después, se confirmó el siniestro. “Una aeronave procedente de Bolivia de la empresa Lamia con matrícula LMI 2933 RJ 80 se accidentó en el cerro El Gordo, en cercanías al municipio de la Unión, Antioquia, con 72 pasajeros y 9 tripulantes a bordo, los cuales pertenecen al equipo Chapecoense de Brasil”, dijo un comunicado de la Aeronáutica colombiana.
El aeropuerto colombiano advirtió que la tripulación informó de fallos eléctricos a la torre de control antes del siniestro. En este sentido, el director de la Aeronáutica Civil, Alfredo Bocanegra, reveló que no había “evidencia de combustible en la aeronave”, al referirse a una hipótesis según la cual el avión se quedó sin gasolina en la aproximación a la pista.
Además, se informó que al lugar del accidente sólo se podía acceder por tierra “debido a las condiciones climáticas”. “El Comité Operativo de Emergencias del Aeropuerto se ha activado para atender y apoyar situación de emergencia que se presenta con la aeronave”, apuntó.
En la zona donde se estrelló el avión se registraban lluvias y escasa visibilidad. La oscuridad de la noche y las malas condiciones climatológicas impidieron la operación de helicópteros militares y civiles para apoyar las labores de rescate, informaron fuentes militares, lo cual llevó a la suspensión de las labores de rescate de los pasajeros pocas horas después del accidente.
Las autoridades también pidieron a los ciudadanos que se abstuviesen de circular en las vías que se dirigen hasta el lugar del accidente, para dejar paso a personal autorizado y facilitar la evacuación de los heridos.
El balance de fallecidos fue aumentando con el paso de las horas y se situaron en 76 muertos y cinco supervivientes, entre ellos tres futbolistas: el lateral Alan Ruschel, el portero Marco Danilo Padilha y el guardameta suplente Jackson Follman. Además, también habían sido rescatados con vida la auxiliar de vuelo Ximena Suárez y el periodista Rafael Valmorbida.
Posteriormente, la Aeronáutica Civil de Colombia emitió un comunicado donde a estos cinco añadía el nombre de Erwin Tumiri, técnico de vuelo, mientras que la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres confirmaba más tarde el rescate con vida de un pasajero más.
“Se confirma el rescate de un sexto sobreviviente que está siendo evacuado. No se descarta posibilidad de encontrar más personas con vida”, indicó la UNGRD. Este pasajero era otro futbolista del equipo, Hélio Hermito Zampier Neto.
Finalmente, el balance quedó en 75 muertes y seis supervivientes ya que las autoridades también informaron del fallecimiento de uno de estos primeros rescatados cuando era trasladado al hospital y que resultó ser el portero titular del Chapecoense, Danilo.
Entre los fallecidos se encontraban Cléber Santana, exjugador de Atlético de Madrid y Mallorca, y Felipe Machado, que jugó en el Pontevedra en la temporada 2006-07. En total, el avión trasladaba a 22 jugadores del equipo brasileño, 28 acompañantes y personal técnico, 22 periodistas y nueve tripulantes.

consternación
“As nosas condolencias e a nosa forza para todos os familiares e amigos das vítimas do accidente do @ChapecoenseReal #ForçaChapecoense”. Así mostró su consternación el Real Club Deportivo a través de su perfil oficial en la red social Twitter.
Como el Depor, Real Madrid y Barcelona, la UEFA, la Real Federación Española de Fútbol o la Federación Galega también mostraron su consternación. Clubes e instituciones se volcaron con las víctimas del Chapecoense y sus familiares.
Por otra parte, el Atlético Nacional colombiano confirmó que solicitó a la CONMEBOL que el título de la Copa Sudamericana sea para el Chapecoense. “Luego de estar muy preocupados por la parte humana pensamos en el aspecto competitivo y queremos publicar este comunicado en donde Atlético Nacional invita a CONMEBOL a que el título de la Copa Sudamericana le sea entregado al Chapecoense como laurel honorífico a su gran pérdida y en homenaje a las víctimas. De nuestra parte, y por siempre, Chapecoense Campeón de la Copa Sudamericana 2016”.