Los Riazor Blues atacan a todos los estamentos

Si la temporada pasada, una vez certificada la permanencia en Villarreal el incendio arrasó el vestuario y pasó factura a Víctor, este curso, tras repetir jornada y escenario de salvación así como despedida de curso en Riazor

Los Riazor Blues atacan a todos los estamentos
Dejarán sus asientos a la media hora del partido ante la UD Las Palmas, última cita del curso en el estadio de Riazor | javier alborés
Dejarán sus asientos a la media hora del partido ante la UD Las Palmas, última cita del curso en el estadio de Riazor | javier alborés

Si la temporada pasada, una vez certificada la permanencia en Villarreal el incendio arrasó el vestuario y pasó factura a Víctor, este curso, tras repetir jornada y escenario de salvación así como despedida de curso en Riazor (contra la UD Las Palmas en lugar del Real Madrid), es el deportivismo el que ha prendido la mecha. Cansados de haber tenido que soportar otra angustiosa temporada, primero fue la Federación de Peñas la que pidió cambios en el club a través de un comunicado y ayer la patata caliente pasó a los Riazor Blues, que escribieron un duro comunicado con un ataque frontal a todos los estamentos de la entidad blanquiazul: plantilla, dirección deportiva y Consejo de Administración.

El ambiente se ha enrarecido y ante Las Palmas, se presumen pocos aplausos y muchos silbidos en un partido con poco en juego: el orgullo y poner el mejor broche posible a una temporada decepcionante.

“En protesta por la situación actual y con el club ya salvado del descenso de categoría” los Riazor Blues han decidido “como medida de protesta no animar (pero sí protestar) y abandonar el estadio una vez pasado el minuto 30”.

Además, animan a los que les “dolió de verdad la penosa temporada que está a punto de acabar” y que han perdido “la ilusión de ir a Riazor y se sienten defraudados” a acompañarles a las 19.30 horas en ese traslado de la grada a los aledaños del campo, donde, mientras el balón sigue rodando en el césped, aprovecharán las actividades del Día de las Peñas.

En el comunicado, Riazor Blues carga contra todos los estamentos del Depor. “Precisamos un club que se identifique con sus aficionados, que defienda a su gente sea donde sea y ante quien sea, unos jugadores que muestren “respeto por la camiseta y el escudo de una entidad centenaria que representa a toda una ciudad”.

“En los últimos años todo eso está fallando desde el Consejo de Administración hasta el último jugador que aterrizó en A Coruña. La temporada pasada fue un calco de esta y eso que en este intervalo de tiempo pasaron tres entrenadores y un sinfín de variopintos jugadores. Es decir, cambiaron muchos protagonistas, pero los sucesos fueron los mismos y hay más responsables que los jugadores y entrenadores”.

“No tenemos capitán ni en el vestuario ni en la Plaza de Pontevedra (sede del club); no hay nadie que ponga al Joselu de turno en su sitio, no tenemos a nadie que defienda el orgullo y dignidad de esta entidad en el vestuario. Es necesario un capitán, un referente, alguien que sienta el equipo como cualquier aficionado y lo defienda”, expone el grupo.

Considera también que ha habido “jugadores que amenacen al entrenador con hacer todo lo posible con descender al equipo solo porque a sus excelencias no les gustaron sus declaraciones”.

Aludidos
Aseguran que “no tienen que soportar que ningún jugador tipo Andone o Joselu se atrevan a hacer gestos a la grada” y critican que el presidente “esté escondido, dejando pasar la tormenta”. En la diana, también Richard Barral. “No podemos mantener a un director deportivo que va de fracaso en fracaso hasta el fracaso final”, dicen los Blues. “La destitución del director deportivo o la dimisión del consejero de esa parcela (Fernando Vidal) es otra guerra interna del club, choque de trenes, más bien de remolcadores”, escriben.

Perciben que hay diferencias entre los consejeros y creen que “no hay el suficiente valor por parte del presidente para enseñarle la puerta de salida al responsable de la dirección deportiva”. Entre los consejeros, otro nombre propio, Martín (Pita), responsable del área social. “Sobra mucho figurante que es un cero a la izquierda, porque entre unas cosas y otras, para ir a comer empanada a las inauguraciones y aniversarios de las peñas vale cualquiera”.
El comunicado de los Riazor Blues fue retuiteado después por la Federación de Peñas del Depor y generó división de opiniones.