Preocupación por Lucas

Después del partido ante el Getafe, el futbolista solo pisó el césped el miércoles, día en que estuvo al margen del grupo y lució un vendaje en el muslo izquierdo | quintana

Los servicios médicos intentan determinar el alcance de la lesión del atacante blanquiazul, que empezó a pasar pruebas médicas el jueves y continuó las exploraciones en la jornada de ayer

El parón del campeonato ha deparado una mala noticia para el Deportivo. Lucas Pérez, el jugador ‘franquicia’ del conjunto coruñés esta temporada, ha sido evaluado por los servicios médicos entre el jueves y ayer para determinar la lesión que presenta en la pierna izquierda.

Tras haber estrenado su cuenta de goles ante el Getafe, el futbolista no ha vuelto a entrenarse con normalidad. El martes, en el regreso de los deportivistas al trabajo después de dos días de descanso, Lucas Pérez no participó en la sesión de trabajo.

El miércoles, previa del partido entre el Corinthians y el Deportivo, el futbolista coruñés estuvo al margen del grupo y solo salió al césped de la ciudad deportiva de Abegondo para trotar con el readaptador deportivo. En esa sesión de trabajo, el de Monelos lució un vendaje en la pierna que tiene lesionada.

Aún así, el técnico deportivista, Pepe Mel, le incluyó en la lista de convocados para el partido ante el conjunto brasileño.

El día del encuentro, horas antes de presentarse en el estadio de Riazor, el jugador acudió al hospital Santa Teresa para ser revisado de su dolencia, tal y como adelantó este diario en su edición de ayer.

En el complejo hospitalario le acompañó el doctor Carlos Lariño, con el que se le vio después en el estadio de Riazor. En el partido ante el Corinthians, Lucas figuraba en la hoja de alineaciones, pero el atacante no llegó a pisar el césped. No participó en el calentamiento previo al partido con el resto de suplentes y tampoco lo hizo en el descanso del choque. Fue el único de los jugadores citados por Mel que no tomaron parte en la goleada del Memorial Moncho Rivera.

Lucas abandonó Riazor sin, ni siquiera, sacarse fotos con algunos aficionados que le requirieron, algo poco habitual en él, un futbolista muy cercano a los seguidores blanquiazules, especialmente a los más pequeños. Esta vez, les dijo que no podía.

Ayer, continuaron los exámenes médicos para tratar de encontrar la causa que le ha apartado esta semana de los planes de Mel.

Por ese motivo, el jugador, que pertenece al Arsenal y milita en el Deportivo en calidad de cedido, tuvo permiso para ausentarse del último entrenamiento de la semana.

El club informaba entonces que el ‘7’ blanquiazul presentaba molestias en el cuádriceps de la pierna izquierda y que por eso se le estaba sometiendo a pruebas médicas complementarias.

Posteriormente, en la información del entrenamiento que colgó la web del club, se apuntaba que esos exámenes médicos eran debidos a “la mala evolución de sus molestias en el cuádriceps izquierdo”. La situación es, cuanto menos, preocupante a falta del parte médico definitivo, que se espera que el club lo emita hoy.

 

Próximo entrenamiento

Con la duda de si Lucas podrá estar o no ante el Eibar el próximo fin de semana, el cuerpo técnico ha dado descanso a sus jugadores desde el mediodía de ayer hasta la tarde del lunes. Ese día están citados a las 18.30 horas.