• Martes, 24 de Octubre de 2017

2 DEPORTIVO - 1 GETAFE

Pepe Mel salva el primer ‘match ball’

Pepe Mel continuará al frente del Deportivo, al menos dos semanas más, después de que los goles de Lucas Pérez y Andone dieran al cuadro coruñés su segundo triunfo de la temporada.

Pepe Mel salva el primer ‘match ball’

Pepe Mel continuará al frente del Deportivo, al menos dos semanas más, después de que los goles de Lucas Pérez y Andone dieran al cuadro coruñés su segundo triunfo de la temporada.


El que hasta ahora ha sido el mejor partido de la escuadra blanquiazul (tampoco era difícil, ya que el listón estaba muy bajo) acabó con final feliz. Pero la espada de Damocles amenazó la cabeza del técnico madrileño hasta el minuto 86, cuando Andone aprovechó un balón colgado por Cartabia para superar a un Guaita que estuvo inconmensurable (fue el mejor del Getafe) y, de esta forma, marcar el 2-1.


Una derrota o un empate habrían sido injustísimos, dado lo que se vio en Riazor.


Sin cuajar una actuación para tirar cohetes, la escuadra herculina dominó el encuentro desde el primer instante.


Con orden, mucha cautela, poco riesgo y, sobre todo, intensidad, los blanquiazules manejaron los tempos del partido, sujetaron las contras de los madrileños (salvo en el error de Juanfran que supuso el tanto azulón) y, poco a poco, cercaron la meta del cuadro visitante, hasta que la resistencia cayó en la última media hora del enfrentamiento.


Quizá, lo mejor del encuentro fue comprobar que, efectivamente, como habían reiterado los futbolistas durante la semana, el vestuario está comprometido con Mel.


El madrileño se jugaba su puesto y los jugadores se dejaron la piel, sobre todo Luisinho, que está siendo lo mejor del Depor en este arranque de curso, Cartabia, que se mostró desequilibrante, y los dos atacantes, Lucas y Andone, que confirmaron que, cuando el delantero coruñés alcance su puesta a punto a nivel físico y Adrián se recupere de su lesión, el equipo blanquiazul estará en condiciones de mostrar uno de los ataques más poderosos de los equipos que pelean por lograr la permanencia.
El ariete de Monelos avisó en el minuto 19 al aprovechar una falta de entendimiento entre Djené y Guaita. El ‘7’ se desmarcó, y logró sacar un remate que no encontró el arco por muy poco.


Pero fue diez minutos después cuando Riazor cantó el “uy”. Valverde remató un centro de Juanfran, Guaita comenzó su recital de paradas y el rechazo le llegó a Borges, que chutó con el pecho y el balón llegó manso al portero del equipo de José Bordalás.
Antes del descanso, el Depor gozó de otras tres oportunidades para desequilibrar el marcador. Primero, por medio de una doble ocasión, tras un potente disparo de Lucas que rechazó el portero y que remató Juanfran a bocajarro, pero, milagrosamente, salvó el ‘arquero’ valenciano de nuevo. Y, en el minuto 44, gracias a un disparo de falta del punta cedido por el Arsenal que salió rozando el poste derecho.

Jarro de agua fría
La segunda mitad arrancó con un golpe directo a la moral blanquiazul. Con diez disparos a puerta de los coruñeses y ninguno por parte del Getafe, en el minuto 53, el cuadro azulón lograba culminar un contragolpe, gracias, sobre todo, a que Amath se encontraba con un pasillo totalmente libre por la banda de Juanfran.


El senegalés se internó en el área, ‘rompió’ la cintura a Schär y batió a Pantilimon.


El Depor lo había hecho todo para ir por delante en el marcador y, sin embargo, se veía una vez más a remolque y con su entrenador enfilando la puerta de salida.


Pero fue en el minuto 64 cuando tuvo lugar la acción que marcó el encuentro. En una jugada de videojuego, Amath hizo una ruleta en la frontal del área y encaró a Pantilimon, pero erró en el mano a mano. Y justo en la siguiente acción, Juanfran ganó línea de fondo, centró al punto de penalti y el balón llegó a Lucas Pérez, que controló, se giró y la puso pegada al poste, donde Guaita fue incapaz de hacer nada.


Dos minutos después, Mel dio entrada a Andone, y, con sus dos puntas en el campo, el Depor se lanzó al asedio de la meta rival. Era matar o morir.


Primero lo probó Cartabia tras un pase de Lucas y después Schär, por medio de un remate de cabeza.


Pero fue Andone quien, en el minuto 86, derribó la muralla del Getafe y llevó el éxtasis a la grada de Riazor, que respiró con una victoria que saca a los coruñeses del descenso.