• Lunes, 18 de Diciembre de 2017

Para todos los gustos

Durante toda la mañana de ayer, el entorno de la ciudad deportiva y la playa de Riazor acogieron la trigésima edición del Día del Deporte en la Calle. Cientos de ciudadanos se animaron a hacer un poco de ejercicio en más de cuarenta estaciones. Una amplia oferta en la que había novedades, como el fútbol gaélico o el roller derby.

Para todos los gustos

Durante toda la mañana de ayer, el entorno de la ciudad deportiva y la playa de Riazor acogieron la trigésima edición del Día del Deporte en la Calle. Cientos de ciudadanos se animaron a hacer un poco de ejercicio en más de cuarenta estaciones. Una amplia oferta en la que había novedades, como el fútbol gaélico o el roller derby.


Desde primera hora hubo mucho movimiento. Las exhibiciones de artes marciales y la sesión de zumba fueron creando ambiente.
Y la verdad es que había mucho para elegir. Desde hacer un recorrido de orientación a echar unos tiros a canasta, sin olvidar el tiro o la esgrima.

Carné de deportista
Pero lo más divertido, sobre todo para los más pequeños, era ir de posta en posta consiguiendo los sellos para rellenar el carné de deportista. Con los tres primeros, cada deportista ya podía conseguir la camiseta conmemorativa (este año había dos colores a elegir, blanca y roja).
Y después rifas para el sorteo de regalos con el que se puso el punto y final a esta mañana deportiva. Los niños eran los grandes protagonistas. Pero también los adultos hicieron sus pinitos en la chave o el ajedrez. Numerosos clubs, asociaciones y federaciones deportistas han puesto su granito de arena para que todo saliera a la perfección. Y, como hacía bastanet calor, tampoco faltaron el agua y los refrescos. En definitiva, una auténtica fiesta del deporte que ha llenado de personas el entorno de Riazor. Algunas para ver pero la mayoría para participar.


Y ahora que empieza el verano, todo el mundo espera mantener el hábito y seguir haciendo una vida saludable durante todo el año. l