Ojo a las segundas vueltas

Tras una ida complicada en el trayecto liguero, la vuelta al punto de partida tiene que ser mejor para los intereses del Deportivo | quintana

El dicho de segundas partes nunca fueron buenas podría aplicarse al Deportivo.
Desde que el equipo blanquiazul ha regresado a la élite solo en una ocasión sumó más puntos en el tramo definitivo liguero, curiosamente fue en la primera tras el ascenso.

El dicho de segundas partes nunca fueron buenas podría aplicarse al Deportivo.
Desde que el equipo blanquiazul ha regresado a la élite solo en una ocasión sumó más puntos en el tramo definitivo liguero, curiosamente fue en la primera tras el ascenso.
La campaña 2014-15 comenzó con Víctor Fernández en el banquillo. En la primera vuelta, que completó el técnico zaragozano, el Deportivo logró 17 puntos.

Llega Del Amo
Mientras, en la segunda, con la mitad de partidos dirigidos por él y los ocho restantes por Víctor Sánchez del Amo, los coruñeses consiguieron 18 puntos, obteniendo así la salvación con tan solo 35 puntos en su haber y empatado con el antepenúltimo, el Eibar, que perdería la categoría.
El siguiente curso, con el exjugador blanquiazul en el banquillo, el Deportivo firmó una excelsa primera vuelta, con 27 puntos y mirando hacia cotas más altas. Todo fue un espejismo, pues en la segunda solo se lograron 15 puntos y con 42 el Deportivo logró seguir en Primera. Paradójicamente, con uno más (43) el conjunto blanquiazul había perdido la categoría en la 2010-11.

Baile en el banquillo
La campaña 2016-17 supuso el adiós de Víctor Sánchez del Amo, tras un año convulso en el aspecto deportivo y con problemas internos en el vestuario, y la llegada de Gaizka Garitano. El técnico vasco sumó 19 puntos en una primera vuelta marcada por la marcha de Lucas Pérez en la segunda jornada, la lesión de Joselu y el adiós de Ryan Babel. Tras el 4-0 ante el Leganés fue cesado y lo sustituyó Pepe Mel. Pese a que en la segunda vuelta solo se lograron 17 puntos, los 36 totales fueron suficientes para salvar la categoría en otra mala campaña a nivel deportivo.
Con el inicio de este curso y la continuidad de Pepe Mel en el banquillo blanquiazul los propósitos eran claros: no repetir los errores del pasado. La realidad está siendo muy diferente. En 17 jornadas el Deportiva suma 15 puntos, y de no lograr puntuar en lo que queda de vuelta, sería su peor registro desde el último ascenso a Primera División.

Registros muy pobres
Asimismo, si quiere confirmar su continuidad el próximo curso en la élite tendrá que mejorar y mucho sus registros de esta primera vuelta y no parece probable que los 36 que consiguió el año pasado vayan a ser suficientes.
La ‘activación’ que trajó la llegada de Cristóbal Parralo se ha ido apagando. El Deportivo tiene ahora que romper con la estadística y demostrar que, en su caso y en esta campaña, las segundas parte sí que son buenas.