• Lunes, 20 de Noviembre de 2017

Mosquera: “Para mejorar de la lesión debería parar, pero no descarto jugar infiltrado hasta el final”

Pedro Mosquera se mostró ayer preocupado por su estado físico. El pasado 27 de marzo, el mediocentro fue diagnosticado con una lesión de grado 1 en el recto anterior del cuádriceps

Mosquera: “Para mejorar de la lesión debería parar, pero no descarto jugar infiltrado hasta el final”

Pedro Mosquera se mostró ayer preocupado por su estado físico. El pasado 27 de marzo, el mediocentro fue diagnosticado con una lesión de grado 1 en el recto anterior del cuádriceps, dolencia que le impidió disputar los partidos contra el Valencia, el Granada y el Sevilla, y que le obligó a infiltrarse para poder vestirse de corto el pasado sábado, ante el Málaga.

El futbolista coruñés confesó que las molestias persisten y que la única forma de curar la lesión sería parando hasta el próximo curso. Sin embargo, el herculino no está dispuesto a perder la oportunidad de mantener la continuidad que le está brindando Pepe Mel.

“Para mejorar de la lesión, debería parar lo que resta de la temporada, pero yo lo que quiero es jugar y no descarto jugar los partidos que quedan infiltrado”, afirmó el jugador de 28 años en la rueda de prensa que ofreció en la ciudad deportiva de Abegondo.

1 Duda entre forzar o ponerle remedio
Para el pivote, no es fácil tomar una decisión. Debe elegir entre seguir vistiéndose de corto cada fin de semana o frenar para terminar de ponerle remedio a sus molestias.

“Ya le dije al míster que puedo jugar pinchado, porque cuando juegas pinchado no notas la pierna, pero tengo que hablar con los médicos si eso puede ser perjudicial para mí porque puede ir a más”, explicó.

El mediocampista admitió su preocupación porque los dolores no remiten, le condicionan en el trabajo diario y tiene miedo de agravar el problema si sigue forzando.

“Estoy preocupado. Al final llevo bastantes semanas con molestias. Intenté ir forzando para tener el alta y el otro día jugué infiltrado, pero sigo con molestias. Voy a hacer una prueba y vamos a mirar si es bueno curarlo del todo o seguir forzando. He entrenado con normalidad, pero sigo con molestias y tenemos que valorar si me puede perjudicar en el futuro”, reconoció el jugador, que hablará con los médicos para ver si puede seguir jugando o tiene que parar hasta la próxima campaña.

“En la otra prueba que me hicieron, tenía una rotura de grado uno, pero no termina de curar, no sé si está cicatrizado o sigue la rotura ahí”, indicó.

2 No se arrepiente de jugar ante el Málaga
Pese al dolor, se mostró feliz por forzar ante el Málaga, puesto que marcó el segundo gol de la escuadra herculina.

“Los entrenamientos me gustaría hacerlos al cien por cien y esas molestias no me dejan hacerlos. Al final, el otro día me mereció la pena forzar porque me valió para darle tranquilidad al equipo y que consiguiese ganar”, relató.

Mosquera admitió que los problemas físicos empañan un poco la felicidad que estaba experimentando desde que Pepe Mel tomó las riendas del equipo deportivista y depositó su confianza en él.

“Estoy un poco triste porque llega el final de temporada y quiero estar al cien por cien y la lesión no me deja, y toca decidir si hay que jugar o no”, apuntó.

“El míster puso mucha confianza en mí y al final la lesión me vino en el mejor momento en el que estaba. El otro día volví con buenas sensaciones en cuanto lo futbolístico, y quiero seguir así, por eso quiero ayudar al equipo lo máximo posible”, insistió.

3Un curso “dispar” a nivel personal
El mediocentro calificó como “dispar” el presente curso a nivel personal, ya que su situación ha sufrido diferentes cambios a lo largo del calendario.

“Es una temporada muy dispar. Empecé jugando, luego estuve un tiempo sin jugar, después llegó Pepe y volví a jugar... pero es verdad que llevo tres goles, más que el año pasado, y espero aumentar mi cifra goleadora hasta final de temporada”, subrayó orgulloso. l