• Jueves, 14 de Diciembre de 2017

Mel: “Es un ‘match ball’ que uno salva, pero hay que seguir trabajando”

Pepe Mel superó el ultimátum ante el Getafe, pero sigue sin tenerlas todas consigo. Sabe que vendrán más. El siguiente, ante el Eibar en quince días.

Mel: “Es un ‘match ball’ que uno salva, pero hay que seguir trabajando”
Mel salvó el cuello en el encuentro ante el Getafe y ahora dispondrá de quince días para preparar el siguiente | alborés
Mel salvó el cuello en el encuentro ante el Getafe y ahora dispondrá de quince días para preparar el siguiente | alborés

Pepe Mel superó el ultimátum ante el Getafe, pero sigue sin tenerlas todas consigo. Sabe que vendrán más. El siguiente, ante el Eibar en quince días.


“Me siento tranquilo. Cuestionado, imagino que igual porque soy el mismo entrenador que hace tres horas”, dijo tras el partido. “No creo que sea mucha diferencia el ganar el partido, solo que nos refuerza y da tranquilidad. Hay que mirar de forma positiva. De los últimos nueve puntos hemos sumado seis. Tenemos quince días para reforzar cosas. El equipo da pasos adelante, no tan grandes como quisiera, pero ha merecido ganar. Ha sido justo ganador”, comentó.


A su juicio, “el equipo da pasos adelante”, si bien matizó que “son pequeños”. “Tenemos que dar muchos más, pero lo veo mejorar, tenemos un amplio margen de mejora”, indicó.


“Estoy aquí para trabajar mientras el Depor quiera y con toda la humildad del mundo. No he entrenado al Madrid, al Barça o al Bayern, lo he conseguido todo desde el trabajo, desde Preferente”, añadió sobre su futuro.


Mel intuye que sigue cuestionado. “Las realidades se pueden tapar con un velo, pero están ahí. Un entrenador que se jugaba el puesto no creo que por ganar un partido… Tendremos que seguir apretando y ganar. Es un ‘match ball’ que uno salva pero hay que seguir trabajando. El Depor no debe estar en la situación en la tabla en que está. Estos tres puntos nos dan aire, pero nos dan aire hasta Eibar”, matizó.


El técnico comentó que los jugadores estaban “muy cansados” por el partido y lo que lo ha rodeado. “Este desgaste no es solo físico, es mental. La presión, al fin y al cabo, era para mí, porque ellos iban a ser trabajadores del Deportivo igual. Los jugadores han respondido y demostrado que querían salir de la situación en la que estaba el equipo”, opinó.

No perdió los nervios
Cuando el Getafe se adelantó, Mel no perdió los nervios. “Aunque éramos infinitamente mejores, en el primer error nos han hecho gol. Sé cómo son los tiempos del fútbol. Miré el reloj y les dije que estuvieran tranquilos. Desde fuera les decíamos que se podía, que quedaba tiempo para ganar el partido”, explicó.


En plena rueda de prensa le sorprendió una llamada telefónica. “Es mi mujer”, dijo antes de silenciar el teléfono. Después, siguió hablando de su cargo. “Ya me han cesado algunas veces y sé lo que es. Ya he vivido esa experiencia. Cuanto más tranquilo y más calma transmita, mejor. Todo está bajo la naturalidad y no volverte loco. El equipo ha generado fútbol, ha ganado un partido que había que ganar”, manifestó.


Ayer, el presidente le llamó a las 8 de la mañana y también conversó con él “al empezar y al acabar” el partido. “Me dijo que tranquilidad, que hay que ganar muchos partidos. Sabe que es una lucha de muchos partidos”, dijo antes de recordar que “otros años” el Deportivo “empezó bien y se le torció” la temporada, así que “puede ser que esta vez, por qué no, pase lo contrario” y el Deportivo le dé la vuelta, pronosticó el míster.