• Jueves, 23 de Noviembre de 2017

La piña se resquebraja

El Málaga CF encarna los síntomas inequívocos de cualquier colista en el fútbol profesional: nervios, inestabilidad y continuos bandazos en la toma de decisiones que podrían dejar a la plantilla entrenada por Míchel González .

La piña se resquebraja

El Málaga CF encarna los síntomas inequívocos de cualquier colista en el fútbol profesional: nervios, inestabilidad y continuos bandazos en la toma de decisiones que podrían dejar a la plantilla entrenada por Míchel González sin hasta cinco de sus actuales jugadores.
El club propiedad del jeque Al-Thani no está satisfecho con el rendimiento que están ofreciendo muchos de sus futbolistas y podría ‘cortar cabezas’ en el mercado de invierno para aligerar su nómina profesional y aplicar el ‘antes de entrar, dejen salir’.

Desde la capital costasoleña se ha venido haciendo hincapié en la posibilidad de que cinco hombres cambien de aires el próximo mes: Cenk, Cifu, Cecchini, Jony y Ontiveros cuentan con muchas papeletas para dejar el Málaga en caso de que no mejoren su actitud y prestaciones en los próximos entrenamientos y partidos.
El portero turco Cenk Gönen, fichado en verano procedente del Galatasaray, no ha estado a la altura de lo exigido. Llegó para ser el recambio natural de Kameni pero Míchel ha preferido a Roberto e incluso al joven Andrés Prieto para completar sus convocatorias.
Inadaptado a Málaga, hará las maletas casi seguro, mientras su club intenta despacharlo al mejor postor.
En la defensa Cifu apenas cuenta con opciones para gozar de minutos de juego; con Rosales y Miguel Torres por delante, este lateral derecho apenas entra en los planes de Míchel, que ha pedido a la Secretaría Técnica que pueda dejar vacante su ficha para cubrir otras demarcaciones.
El tercer hombre cuyo futuro en La Rosaleda parece complicado es el centrocampista argentino Emanuel Cecchini, que arribó en verano desde Banfield con la vitola de ser una de las mayores promesas del fútbol suramericano. A sus 20 años y después de haber desembolsado por él 4 millones de euros, tendrá que marcharse cedido porque sus escasas apariciones con el primer equipo no han resultado para nada satisfactorias.
Otros dos centrocampistas, en este caso extremos, completan el ‘repóker’ de posibles despedidas en el club de Martiricos: Jony y Ontiveros.

Ambos cuestionados por su falta de intensidad por el máximo responsable técnico Míchel, podrían decir adiós a la máxima brevedad.
El asturiano no ha cuajado desde su salida del Sporting de Gijón y apenas está teniendo protagonismo; el club astur medita la opción de recuperarlo para Segunda División.
Por su parte, el talentoso Javi Ontiveros —verdugo del Depor el pasado curso, (4-3)— ha recibido todo un toque de atención de su míster y el Málaga está dispuesto a cederlo por su pobre rendimiento.