• Martes, 12 de Diciembre de 2017

Iguala su peor racha del año

Aunque las sensaciones ofrecidas sobre el terreno de juego han sido mejores en líneas generales con el nuevo entrenador Cristóbal Parralo, el Depor no ha podido sumar de tres en tres en las últimas cuatro jornadas,

Iguala su peor racha del año
Lucas Pérez, el sábado muy desdibujado, es el máximo goleador del equipo en la presente temporada, con cuatro tantos en Liga y uno en la Copa del Rey | alfaquí
Lucas Pérez, el sábado muy desdibujado, es el máximo goleador del equipo en la presente temporada, con cuatro tantos en Liga y uno en la Copa del Rey | alfaquí

Aunque las sensaciones ofrecidas sobre el terreno de juego han sido mejores en líneas generales con el nuevo entrenador Cristóbal Parralo, el Depor no ha podido sumar de tres en tres en las últimas cuatro jornadas, igualando su peor marca del año, cosechada entre las jornadas 1 y 4, con un punto logrado sobre 12 posibles.
Desde la décima jornada de Liga, en la que los blanquiazules doblegaron 1-3 a la UD Las Palmas, los resultados le han dado la espalda a un club que ha sido acreedor a algo más pero que no ha logrado comulgar con el triunfo desde entonces.
La mala serie de resultados comenzó ante el Atlético de Madrid en Riazor (0-1); los herculinos firmaron quizá el encuentro más sólido y completo de su andadura liguera 17-18 pero un borrón en el tiempo añadido propició el tanto letal de Thomas.
El mazazo anímico se trasladó al siguiente envite, en este caso ante el entonces colista Málaga; una contienda en la que los coruñeses no pudieron trazar una línea de regularidad definida y sucumbieron en una montaña rusa después de comenzar por detrás en el marcador, ser capaces de remontar y finalmente dejar huir un 1-2 para acabar perdiendo 3-2.
El Athletic de Bilbao fue el siguiente visitante del estadio de Riazor en la 13ª jornada liguera; los ‘leones’ afilaron sus garras dos veces para comandar un encuentro que concluyó en tablas (2-2) y gracias, toda vez que los del ‘Cuco’ Ziganda dispusieron de dos oportunidades nítidas que estrellaron en la madera.
El choque del pasado sábado era a priori de mayor exigencia que los dos últimos, en casa de un Sevilla que esta temporada disputa la Liga de Campeones.
El planteamiento inicial coruñés resultó ambicioso, la propuesta de Cristóbal sorprendió a los andaluces pero por desgracia el signo del partido volvió a ser esquivo para los intereses coruñeses.
Dos zarpazos de Ben Yedder y Krohn-Dehli dejaron sin argumentos a un Depor muy inocente en las dos áreas.
La escuadra de Riazor ha enlazado un mes de competición sin victoria, con unos guarismos calcados al arranque de temporada con Pepe Mel al frente del timón.
Entre las jornadas 1 y 4, el club de la Plaza de Pontevedra rubricó una contundente derrota ante el Real Madrid (0-3), una igualada en su visita al Levante (2-2) y otros dos tropiezos frente a la Real Sociedad (2-4) y Betis (2-1).
En aquella ocasión los deportivistas supieron enderezar el rumbo en el quinto duelo liguero del año, tumbando 1-0 al Alavés. Una reacción tan urgente como la actual.