• Sábado, 25 de Noviembre de 2017

El bronce de una primeriza

No ha sido fácil poder conversar unos minutos con Nadia Iglesias. Y no porque esta joven que acaba de conseguir una medalla de bronce junior en los World Roller Games esté muy ocupada firmando autógrafos o concediendo entrevistas.

El bronce de una primeriza
La joven y sus seguidores el domingo en el aeropuerto de Santiago... Pero las celebraciones duraron poco: al día siguiente comenzó sus estudios de INEF  | FGP
La joven y sus seguidores el domingo en el aeropuerto de Santiago... Pero las celebraciones duraron poco: al día siguiente comenzó sus estudios de INEF | FGP

No ha sido fácil poder conversar unos minutos con Nadia Iglesias. Y no porque esta joven que acaba de conseguir una medalla de bronce junior en los World Roller Games esté muy ocupada firmando autógrafos o concediendo entrevistas. Sigue siendo una chica normal, una deportista que adora patinar y que también se preocupa por sus estudios. No tuvo mucho tiempo para celebraciones, ya que después de aterrizar en Santiago el domingo, procedente de China, al día siguiente cogió sus libros y comenzó sus estudios de INEF. Y nada de dejar a un lado los patines, pues ya está en plena pretemporada.
“Estoy supercontenta. Nunca había ido a un Mundial. Iba a patinar y a hacerlo bien”, comentaba ayer la patinadora del CPA Maxia.
Asegura que la medalla de bronce ha sido una sorpresa. Pero también que “sabía que si lo hacía bien podía acabar entre las mejores, en el ‘top-5’. De hecho, tras el corte las seis primeras estábamos muy igualadas. Yo iba quinta”.
Pero en el programa largo, que puntúa más que el corto, Nadia Iglesias ofreció su mejor versión. “La verdad es que me salió muy bien. Acabé tercera y esa actuación me dio la medalla de bronce”.
Este metal no es fruto de la casualidad o de un buen día. Nadia Iglesias (con su preraradora en el Maxia, Rosa García) ha entrenado duro en julio y agosto (sobre cinco horas diarias) para llegar en las mejores condiciones a Nanjing.

Lejos de casa
Uno de los hándicaps era competir en un país lejano, y con un huso horario muy diferente al habitual. Y en un escenario que tampoco tenía nada que ver con los pabellones en los que normalmente entrena la joven (el Palacio de los Deportes de Riazor y la polideportiva de Santa Cruz).
“La verdad es que no me influyó la diferencia horaria, no me encontré desubicada. Y la pista era una pasada. Impresiona cuando sales. Pero bueno, una vez que empecé a actuar ya me olvidé de todo eso”, recuerda.
Y, una vez en casa, tuvo un sencillo pero emotivo recibimiento. “Vino gente del club, que siempre me está apoyando, y también mis padres. Tenía muchas ganas de verlos después de tantos días fuera”.
Este bronce mundial completa dos temporadas espectaculares, las que Nadia Iglesias lleva en el Maxia. “El año pasado fui campeona de España juvenil y subcampeona de Europa. Y este año, campeona de España y de Europa junior”.
Es decir, que todavía le queda una temporada en categoría junior. Y los objetivos están claros. “Intentaré volver a ganar el Nacional y el Europeo. También hay Mundial, aunque no World Roller Games. Acabar primera sería fantástico, pero no resultará sencillo. Las competidoras italianas tienen mucho nivel”.
La deportista está ya en plena pretemporada, pensando en 2018. “Ahora es el momento de intentar mejorar. Luego, durante la temporada, serán todo ejercicios y ya no podré”.
Nadia compagina el patinaje artístico con los estudios. “He empezado INEF porque creo que es una carrera que me viene muy bien para seguir con lo que me gusta, que es patinar”.
Y así acaba esta conversación con una deportista que sigue centrada en sus objetivos y que está preparada para conseguir más éxitos. l