• Domingo, 19 de Noviembre de 2017

“Cuando empecé no quería ser portero, me convenció mi padre”

El techo de LaLiga, el portero internacional rumano del Deportivo Costel Pantilimon (Bacau, 1987) no ha venido al club blanquiazul para estar en la sombra. El arquero asegura que trabaja para ganarse un puesto y afirma estar feliz y cada vez más integrado.

“Cuando empecé no quería ser portero, me convenció mi padre”
El guardameta rumano, ayer durante el entrenamiento celebrado en Abegondo  | pedro puig
El guardameta rumano, ayer durante el entrenamiento celebrado en Abegondo | pedro puig

El techo de LaLiga, el portero internacional rumano del Deportivo Costel Pantilimon (Bacau, 1987) no ha venido al club blanquiazul para estar en la sombra. El arquero asegura que trabaja para ganarse un puesto y afirma estar feliz y cada vez más integrado.

¿Qué tal sus sensaciones en estas primeras semanas con el Deportivo?
Bien, me he encontrado con un buen equipo, con buenos jugadores y con perspectivas para conseguir cosas. Tenemos que trabajar mucho, pero tengo la fortuna de formar parte ahora de este grupo.

¿Qué le dijo Andone para que decidiese fichar por el club blanquiazul?
Me comentó que aquí me iba a encontrar una familia, porque todo el mundo trata de ayudarte en todo momento. Estoy disfrutando de cada instante desde que llegué.

Tiene una larga trayectoria detrás, estuvo en la Premier, en equipos como el Manchester City o el Sunderland, ¿qué recuerdos guarda de esa experiencia?
Es una liga diferente, se juega al fútbol de manera distinta y cuenta con grandes jugadores. Es, además, una competición fuerte y todos pelean por conseguir los mejores resultados.

Ha llegado a la Liga, ¿cuáles son sus objetivos de cara a este curso?
Lo principal es jugar, para eso vine. Hacerlo lo antes posible y ayudar al Deportivo. Creo que tenemos un buen equipo, con jugadores talentosos y todos con hambre por conseguir más cosas que el año pasado. 

El pasado fin de semana Pepe Mel eligió a Tyton, ¿hay una buena competencia entre ustedes?
Sí. Es normal que lo escogiese a él, la semana pasada fue muy ajetreada (en referencia a los partidos de selecciones). Acepto esa competencia, voy a seguir trabajando duro por este equipo y también por mí mismo. Llegué aquí para luchar por un puesto y poder jugar.

¿Cree que a lo largo de su carrera le ha podido faltar algo de suerte? En el Manchester City, por ejemplo, estuvo siempre a la sombra de Joe Hart...
Fue un período diferente de mi carrera. Después estuve en el Sunderland y lo hice bien, y después en el Watford, que no fue todo lo bueno que esperaba. Pero siempre intento dar lo mejor de mí y trabajar duro. Es cierto que a veces en el fútbol necesitas algo de suerte, especialmente en mi puesto. Pero siempre he confiado en que si trabajas duro todo al final termina por llegar. 

Sus padres trabajaron mucho para que pudiera hacer realidad su sueño de ser jugador profesional, ¿hace que valore más lo conseguido?
Sí, es importante toda la educación que recibes, lo que aprendes de tus padres, de tus abuelos, de tu familia. Soy muy afortunado por tener esa familia, hicieron cosas muy buenas por mí y el resultado fue este. 

Tuvo una infancia diferente debido a la enfermedad de sus padres (son sordomudos), ¿fue algo que le marcó?
Nunca huí de los problemas de mis padres, estoy orgulloso de ellos. Me dieron una buena educación y nunca eché nada en falta. Ellos trataron siempre de darme el máximo.

¿Siempre quiso ser portero?
Cuando empiezas todos los niños lo que queremos es marcar goles, es lo que ves por la televisión. Pasados unos años mi padre me dijo que era mejor ser portero, porque por mis cualidades físicas lo podía hacer mejor, y me pareció bien. 

Si Mel decide que sea el meta titular este sábado ante el Betis, ¿se ve ya preparado para debutar?
Sí, nunca paré de trabajar. Me entrené con el Watford, con la selección de mi país... Trato de adaptarme rápidamente e intento aprender el idioma, porque es lo más importante. Somos un buen grupo y nos estamos todos adaptando muy rápido. l