• Lunes, 20 de Noviembre de 2017

Cristóbal exigió máxima velocidad en la finalización

La plantilla del RC Deportivo aprovecha al máximo la presente semana de entrenamientos, sin partido de Liga en el horizonte más cercano, para perfeccionar los sistemas tácticos empleados por Cristóbal Parralo.

Cristóbal exigió máxima velocidad en la finalización
Cristóbal Parralo da instrucciones a su grupo en presencia de Navarro | javier alborés
Cristóbal Parralo da instrucciones a su grupo en presencia de Navarro | javier alborés

La plantilla del RC Deportivo aprovecha al máximo la presente semana de entrenamientos, sin partido de Liga en el horizonte más cercano, para perfeccionar los sistemas tácticos empleados por Cristóbal Parralo.
El preparador andaluz pretende que su equipo sea intenso en las dos áreas, por lo que exige máxima implicación y también velocidad en la sincronización de movimientos.
En el entrenamiento de ayer instó a que su grupo agilizase sus transiciones de ataque para convertirse en un equipo imprevisible en la finalización.
En este sentido, Cristóbal ensayó una y otra vez la construcción y el remate contrarreloj.
El míster otorgó a sus pupilos que un tiempo de entre 30 y 40 segundos para sacar el balón jugador desde la defensa, combinar con la medular, trazar un pase a la delantera para el posterior remate a puerta.
Parralo repitió hasta la extenuación que el objetivo de su ejercicio era crear peligro aprovechando los espacios —amplitud de bandas— y generando confusión en la defensa contraria.
Fue uno de los ejercicios en los que el entrenador hizo más hincapié en una mañana lluviosa en la que la plantilla llevó a cabo un exigente calentamiento, diversos rondos y un partidillo final de acoplamiento.
El conjunto coruñés también testó la defensa en inferioridad numérica —por consiguiente también el ataque en superioridad—, con varias tandas de transiciones efectuadas por seis jugadores ofensivos y cuatro zagueros.
Con los tres porteros disponibles bajo palos, Rubén Martínez, Tyton y Álex Cobo, el Deportivo se vació con el firme deseo de convertirse en un bloque más competitivo para los próximos enfrentamientos.
Y es que el encuentro más inminente, el del domingo 19 ante un Málaga colista, es una oportunidad incomparable para avanzar hasta la zona templada de la clasificación y al mismo tiempo hundir a un rival directo.