• Sábado, 23 de Septiembre de 2017

Confianza en Pepe Mel

”El entrenador del año que viene se llama José Mel Pérez”. Tino Fernández, presidente del Deportivo, quiso despejar así cualquier incógnita sobre la titularidad del banquillo..

Confianza en Pepe Mel
El presidente del Deportivo, Tino Fernández, analizó la situación del club antes de la presentación del libro ‘De Arsenio a Arsenio’  | javier alborés
El presidente del Deportivo, Tino Fernández, analizó la situación del club antes de la presentación del libro ‘De Arsenio a Arsenio’ | javier alborés

”El entrenador del año que viene se llama José Mel Pérez”. Tino Fernández, presidente del Deportivo, quiso despejar así cualquier incógnita sobre la titularidad del banquillo..
“Desde luego que seguirá, sin ninguna duda. Si se consigue el objetivo y él se quiere quedar, será el entrenador. Es un reto que tenemos, la estabilidad en el banquillo. Ojalá sea por un año y muchos más”, comentó el dirigente blanquiazul.
Fernández quitó hierro, además, a las declaraciones de Juanfran, que en una entrevista sembró dudas sobre su continuidad y habló de la posibilidad de ser traspasado.
“Con Juanfran no hay ningún problema porque es un chico comprometido. A lo mejor había dormido menos ese día que hizo las declaraciones porque ahora es padre”, bromeó.

Deuda con Hacienda
También analizó la situación económica del club después de que el Tribunal Supremo obligara a reclasificar la deuda concursal con Hacienda y casi 22 millones hayan pasado a ser crédito privilegiado que hay que abonar antes de 2023.
El Deportivo, dijo Fernández, ya tiene “una idea de cómo resolverlo” y se mostró optimista. “Creo que va a salir bien, y espero que en mayo o junio podamos presentar una solución que dejará al Depor con más posibilidades de competir que estos años. Pasa por un acuerdo con muchas partes implicadas, un gran acuerdo y esperamos que se pueda anunciar. Estoy bastante ilusionado con que va a salir”, declaró.
De las relaciones con la Agencia Tributaria dijo que “siempre han sido buenas”.
“Ellos están en su papel y nosotros en el nuestro. No estamos cuestionando el hecho de pagar, sino tratando de llegar a un acuerdo para competir bien para poder devolver todo el dinero”, comentó.
El presidente apuntó que “con ese acuerdo no solo no será necesario vender” jugadores, “sino que además mejoraría bastante el tope salarial para el año que viene”.
En otro orden de cosas, el dirigente del conjunto coruñés abogó por “unas normas más claras” en la lucha contra la violencia y que “se apliquen a todos por igual”, algo en lo que ha buscado el apoyo del Sevilla, que también está siendo castigado por Antiviolencia.

Pemanencia
El presidente hizo hincapié en la necesidad de no bajar los brazos porque aún no se ha llegado a la meta esta temporada. “No es definitivo. No nos podemos olvidar que las matemáticas no dan. Queda mucho por decir. Espero que el Depor se acerque en puntuación a la del año pasado, 42 puntos, y, si puede ser, que se supere. Vamos a San Sebastián a intentar ganar, ante el Madrid a intentar ganar y así todos los partidos. No podemos pensar que con estos puntos nos vamos a salvar”, comentó el presidente del Deportivo, que también se refirió al litigio con el Valladolid por Saúl García
A principios de mes, el presidente del Valladolid, Carlos Suárez, atacó al Deportivo y a Tino Fernández y afirmó que el club coruñés había pedido en la Liga de Fútbol Profesional (LFP) el descenso administrativo del conjunto castellano-leonés, algo que negó Tino Fernández.
El máximo responsable del Deportivo indicó que la actuación de la entidad coruñesa fue “de libro, sin nada que esconder, ni trampa ni cartón”. Eso sí, reconoció que sí dejaron constancia en la LFP de que el Valladolid había incumplido “la normativa” del fútbol. “No se puede firmar jugadores hasta que entren en los seis últimos meses de contrato”. Por eso acudirá al Supremo. l