El Barcelona no dio opción en Mestalla y jugará la final

El argentino Leo Messi se escapa de Dani Parejo | efe/David Bruqye

El Barcelona jugará la final de Copa contra el Sevilla después de hacer valer su superioridad y definición en el duelo de Mestalla, en el que los locales intentaron, sobre todo al final, equilibrar contienda y eliminatoria..

El Barcelona jugará la final de Copa contra el Sevilla después de hacer valer su superioridad y definición en el duelo de Mestalla, en el que los locales intentaron, sobre todo al final, equilibrar contienda y eliminatoria..
Aunque la evidencia mandaba al Valencia al ataque desde el inicio por el resultado cosechado en la ida, con una victoria mínima del Barcelona (1-0), el equipo catalán saltó en plan dominador a Mestalla. Sobando la pelota, trenzando juego en corto y manejando el tempo del partido. Eso sí, las salidas rápidas de una Valencia replegado propiciaban buenas ocasiones cuando los de Marcelino acababan las jugadas.
Así, poco a poco, el equipo local se fue acercando al área de Cillesen, mereciendo el gol en un par de llegadas claras solventadas por la defensa del actual campeón, mientras que los de Valverde preferían encomendarse a Messi y seguir controlando la eliminatoria. Con estas sensaciones se llegaba a la media hora de juego, sin goles, en Mestalla. 

Dominio y ocasiones
El Barça dominaba pero el Valencia ponía las ocasiones, pocas y claras, como un testarazo de cabeza de Rodrigo al larguero. Sin embargo no se movió el marcador en los primeros cuarenta y cinco minutos y con empate sin goles se llegó al tiempo de descanso.

Gol de Coutinho
La decoración de la eliminatoria cambió a los pocos minutos de comenzar la segunda parte. Luis Suárez galopó por la banda para centrar hacia Coutinho, quien definió perfectamente para hacer su primer gol con el Barcelona, poniendo la final a tiro de piedra de los culés. El brasileño había entrado en el descanso por André Gomes, haciendo si cabe mejor el cambio de Ernesto Valverde.
El Valencia necesitaba nada menos que tres goles y que el Barcelona no marcara para dar la vuelta a la eliminatoria. Marcelino lo intentó con cambios pero no fue suficiente. Aunque pudo empatar en un par de ocasiones, entre Cillessen y la zaga culé remataron el trabajo para poner al equipo catalán en una nueva final. En el minuto 82, tras otro ‘jugadón’ de Suárez, Rakitic sentenció con el 0-2. l