• Miércoles, 23 de Agosto de 2017

Arévalo, rey de la marcha

Seis años después de la victoria de Luis Fernando López en el Mundial de Daegu 2011, Eder Arévalo ha devuelto a Colombia el título de 20 km marcha con un tiempo de 1h18:53, nuevo récord nacional, tras batir en los últimos metros al ruso Sergei Shirobokov, que entró tan solo dos segundos después.

Arévalo, rey de la marcha
El nuevo campeón mundial de los 20 kilómetros marcha, a su llegada a la meta ayer en Londres  | t.m.
El nuevo campeón mundial de los 20 kilómetros marcha, a su llegada a la meta ayer en Londres | t.m.

Seis años después de la victoria de Luis Fernando López en el Mundial de Daegu 2011, Eder Arévalo ha devuelto a Colombia el título de 20 km marcha con un tiempo de 1h18:53, nuevo récord nacional, tras batir en los últimos metros al ruso Sergei Shirobokov, que entró tan solo dos segundos después.
La medalla de bronce fue para el brasileño Caio Bonfim con un tiempo de 1h19:04, igualmente récord nacional.
Arévalo, de 24 años, campeón mundial júnior en 2012 y actual líder del circuito Challenge de la IAAF, hereda el trono absoluto del español Miguel Ángel López, que hoy llegó décimo con 1h19:57, justo a continuación de otros dos españoles, Álvaro Martín, octavo con 1h19:41, y Alberto Amezcua, noveno con 1h19:46.
López parecía recuperado de su decepción olímpica de Río, donde sólo fue undécimo en 20 km y se retiró en 50, pero físicamente no tenía la forma que deslumbró hace dos años.
China se permitió el lujo de prescindir del campeón olímpico, Wang Zhen, y del subcampeón, Cai Zelin, pero presentaba al líder mundial del año, Wang Kaihua (1h17:54), que falló al final.
Como en la final olímpica de Río, donde terminó sexto, el británico Tom Bosworth se colocó al frente desde la salida, a un ritmo de 3:59 el mil.
En el séptimo km le ayudó a tirar el sueco Perseus Karlstrom, nacido en una familia de marchadores: su padre, el mexicano Enrique Vera, su madre, Siw Gustavsson, y su hermano Ato Ibáñez. Perseus decidió adoptar el apellido de soltera de su madre.
Kaihua, uno de los dos Wang chinos, entrenado por el italiano Maurizio Damilano, apretó en el noveno km para aligerar el grupo, todavía muy numeroso, en el que viajaban dos españoles (López y Álvaro Martín) y dos colombianos (Arévalo y Manuel Soto). Se pasó el 10.000 en 39:48.
Bosworth salió con todo en el km 12 e inmediatamente fue descalificado. “Los británicos son lo peor marchando. Si los jueces fueran como deben, no acabaría ninguno”, había dicho la víspera el entrenador de Miguel Ángel, José Antonio Carrillo.
El tirón del gigante alemán Christopher Linke -quinto en Río de Janeiro- en el 13 dejó cortado al campeón del mundo español, mientras que Álvaro Martín y Arévalo permanecían en el primer paquete, ya reducido a ocho unidades.
Arévalo hizo su primera apuesta en el 17 y arrastró a Linke, al ruso Sergei Shirobokov y al sudafricano Lebogang Shange, que buscaba la segunda medalla africana de la historia en marcha. Sólo el tunecino Hathem Goula había subido al podio (bronce en Osaka 2007)..

La china Yang, oro
La china Jiayu Yang se proclamó campeona mundial de 20 km marcha con un tiempo de 1h26:18 aprovechando el generoso esfuerzo de la subcampeona olímpica, la mexicana Lupita González, que había hecho todo el gasto y cruzó la meta un segundo después.
La medalla de plata fue para la italiana Antonella Palmisano con 1h26:36, seguida de la brasileña Erica de Sena, que hizo récord sudamericano con 1h26:59, y de la colombiana Sandra Arenas, que batió el récord nacional con 1h28:10.
Laura García-Caro, novena con 1h29:29, y la subcampeona de Europa sub-23 María Pérez, décima con 1h29:37, fueron las mejores españolas, ambas con récord personal. Ainhoa Pinedo llegó en el puesto 21 con 1h31:28. l