• Sábado, 25 de Noviembre de 2017

Aranzana lamenta que haya tantas bajas en el equipo

Después de que el Basquet Coruña haya tomado algo de aire tras dos victorias seguidas, los problemas llegan ahora en forma de lesiones. Un asunto que preocupa mucho al técnico, Gustavo Aranzana, que ayer hizo su tradicional comparecencia prepartido, pensando ya en el duelo de mañana en Cáceres.

Aranzana lamenta que haya tantas bajas en el equipo

Después de que el Basquet Coruña haya tomado algo de aire tras dos victorias seguidas, los problemas llegan ahora en forma de lesiones. Un asunto que preocupa mucho al técnico, Gustavo Aranzana, que ayer hizo su tradicional comparecencia prepartido, pensando ya en el duelo de mañana en Cáceres.
“Arrastramos importantes lesiones”, comentaba el entrenador naranja, refiriéndose a los percances que han sufrido Olmos, Abia, Monaghan y Gilling. “Tenemos ocho jugadores. A ver con quién podemos contar para Cáceres”.
Aranzana señala que “a nivel mental y emocional estamos muy bien”. De ahí la importancia que sería “encadenar victorias. Todo está muy igualado y un día subes seis puestos y otro bajas cinco”.
Cáceres precisamente tiene dos victorias, una menos que los herculinos. “Es un equipo de rachas. Ha hecho dos partidos muy buenos. Cuando tiene el día y le entran los triples es un rival peligrosísimo”, apuntó el técnico vallisoletano.
También comentó que “estamos en la frontera de o engancharnos arriba o seguir abajo. No me importa la clasificación, no la miro, pero sí las sensaciones. Estamos entrenando bien y cada vez somos más sólidos. Pero con las bajas será difícil ganar”.
Al menos las últimas victorias, y el juego desplegado, permiten que el equipo tenga más confianza. “La clave es que el jugador tome decisiones, arriesgadas o no, a nivel tanto ofensivo como defensivo. Cada vez interpretamos mejor el juego. Y, si como el otro día ante Lleida, ganas, se supone que lo estamos haciendo bien. Ahora tenemos que intentar solucionar el tema de los rebotes, y tener mucho ojo con los tiradores de Cáceres”, apostilló Aranzana.